Desde que un informe de la estadounidense Administración de Información Energética  (EIA, en inglés) estableció en 2011 que Argentina es una potencia mundial en reservas de hidrocarburos de esquisto, la ilusión de un cambio en el destino económico sobrevuela en la mente de muchos habitantes  de este país, donde casi un tercio de la población vive en pobreza.

Argentina alista la compra de gas a Chile ante la falta de certidumbre por parte de su principal proveedor, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que no remitió el cronograma de envíos de gas para el periodo de invierno, época más alta en consumo del vecino país. Esta situación pondría en riesgo incluso el contrato de venta de electricidad.

Los argentinos entrarán en esta segunda semana de 2017 con otro tarifazo al bolsillo cuando se espera que suba entre hoy y mañana el precio del combustible.

Un paro conjunto de los sindicatos de Petróleo y Gas Privado de Chubut y Santa Cruz y de Personal Jerárquico y Profesional de Petróleo y Gas Privado de Patagonia Austral frenó prácticamente toda la producción de petróleo y gas de YPF en esas provincias. 

Lo más leído hoy