#Chapaqueando en la cocina

Escrito por  Oct 02, 2014

El verbo chapaquear, claro, no aparece todavía en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, y no muchas regiones del mundo pueden alardear como nosotros de tener un verbo específico para “aprender a hacer las cosas”. Otros hablan, simplemente, de hacer las cosas bien o hacer las cosas mal.

 

Lo cierto es que, chapaqueando o no, a cada minuto de la vida encontramos formas diferentes de hacer las cosas que nos sorprenden. Lo bueno de saber chapaquear es que aprendemos, ¿o todavía no han aprendido a pelar un huevo duro en diez segundos?

También hemos aprendido cosas extraordinarias sobre como pelar una docena de ajos en otros veinte

Aprendiendo aprendiendo, ahora podemos pelar de forma supersónica un kilo de manzanas

Y también un kilo de patatas 

¿Impresionado? Atento a como partimos en mitades iguales los tomatitos cherrys tan pequeñitos para aquellos que no tienen dedos de pianista…

Y que tal para separar la clara y la yema del huevo?

Pero lo que sin lugar a dudas nos ha dejado sin palabras es…

Y lo que queda...

REDACCIÓN DIGITAL DE EL PAÍS eN con datos tomados de el blog de Verne