Denuncia: 5 funcionarios hacían la tarea doméstica de Montes

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Ago 22, 2016

El Ministerio Público admitió en los últimos días 8 denuncias contra el ex alcalde Oscar Montes, 7 de ellas interpuestas por los secretarios del gabinete del alcalde Rodrigo Paz, y una por la Unidad de Transparencia del Gobierno Municipal de Tarija. En la última, se acusa a la ex autoridad de presuntamente haber utilizado a 5 trabajadores municipales, para tareas domésticas en su domicilio.

El pasado 28 de julio, los funcionarios Oscar Amezaga Vargas y Heby Ponce de León, quienes fungen respectivamente como responsable de la Unidad de Transparencia y asesor legal del Municipio, denunciaban un supuesto amedrentamiento por parte de Montes, quien los había denunciado ante en el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados, “por construir procesos penales” para dañarlo políticamente.
En ese entonces surgió el “caso volquetas”, en el que se denunció que supuestamente la ex autoridad benefició con contrataciones a propietarios de volquetas. Si bien se había anunciado que se recababan indicios para una segunda denuncia sobre trabajadores municipales, fuentes del Ministerio Público confirmaron que la Unidad la ha formalizado recientemente. Se conoce que la fiscal Anticorrupción adscrita al caso es Carla Oller, y que ya se emitió las primeras directrices para colectar información en la etapa preliminar. Pero Montes no está solo, pues la denuncia también incluye al exjefe de Ornato Público.
Al respecto, Amezaga explicó que se encargó una auditoría sobre el tema, que arrojó indicios que sustentan la nueva demanda, donde se adjunta respaldos documentales de la Posta Municipal, la Guardia Municipal y Recursos Humanos, haciendo una carpeta de 415 hojas entre fotocopias legalizadas, extractos de libros de asistencia, declaraciones, etc. La tipificación preliminar, el uso indebido de influencias, beneficios en relación del cargo, contribuciones y ventajas ilegítimas del servidor público.
“El reglamento interno establece compensaciones por horas extra de trabajo o tolerancias. La mayoría de estos trabajadores registran en su historial de asistencia desde el 2010 al 2015, sellos de los encargados de control de personal, de compensaciones y trabajos de horario continuo que no han sido justificados en la Unidad de Recursos Humanos. Los registros son atípicos, tenemos algunos con 10 días de horario continuo, con 19 días de compensaciones, otros con 23 días en comisión, unos marcaban horario de ingreso y otros no”, explicó funcionario.
Amezaga detalló que al momento se trata de 5 trabajadores quienes continúan siendo parte del Municipio, número que afirmó se puede ampliar en función a los requerimientos de la investigación. Agregó que son personas humildes que viven de su oficio, y no se opusieron a las instrucciones por temor a perder sus fuentes laborales. Dos son albañiles, uno es carpintero, uno guardia municipal y otro jardinero, “quienes prestaron servicios en un domicilio con amplios jardines que requería vigilancia”.
Al estar aludido el ex alcalde Oscar Montes, El País eN lo contactó vía telefónica. Manifestó que prefería no responder a las acusaciones, asegurando que el trasfondo de todo lo que está sucediendo es debido a que se recuperó la agrupación Unidos por Renovar (UNIR). “Llegado el momento vamos a salir nosotros con la verdad, y solamente la verdad acabará con todas las mentiras”, expresó.

Montes y la familia
La familia siempre ha estado muy cerca de Óscar Montes durante sus años en política. Por “la familia” se retiró de la carrera electoral a Gobernador en 2015 pese a que las condiciones estaban dadas. Entonces Rodrigo Paz, Francisco Rosas, Germán Hoyos, etc convocaron una conferencia de prensa para justificar la bajada en marcha argumentando que las presiones del Gobierno Nacional habían trascendido límites entrando en el ámbito de lo familiar, algo que el ex alcalde no estaba dispuesto a tolerar.
Solo unos meses antes, corrió como la espuma un video en el que se veían volquetas municipales descargando elementos decorativos en un boliche que una de las hijas del ex alcalde abriría a los pocos días y que apenas acabaría abierto la temporada de verano.
Era un botón; el grueso estaba contemplado en el famoso informe de la Contraloría General que contabilizaba propiedades y vehículos a nombre del alcalde y su familia, incluida su esposa hoy concejal Ruth Ponce que no correspondían con los ingresos que el alcalde podría haber sumado en sus ya por entonces 14 años de gestión al frente de la Alcaldía. Montes dio entonces explicaciones ligeras, recordó que antes de la llegada de Evo Morales al poder los salarios resultaban mucho más jugosos e insistió en la tesis de la guerra sucia contra su persona por parte del Gobierno.
Hoy la familia Montes sigue cohesionada y participa de la batalla por la recuperación de la Alcaldía. “Los Kirchner tarijeños” señala el concejal Valmoré Donoso, uno de los jóvenes incorporados en la última candidatura de UNIR y que hoy reconoce que recibe presiones, amenazas y advertencias de sentarlo en el Tribunal de Ética por parte de la familia por expresar opiniones en las redes sociales.

Montes y el Gobierno
Montes hizo durante la campaña presidencial de 2014 una de las tareas más oscuras que acabó beneficiando al Movimiento Al Socialismo (MAS) junto al hoy subgobernador de Cercado, Johnny Torres.
Unos meses antes, Torres había sido ninguneado dentro del Frente Amplio de Samuel Doria Medina con el que pretendía liderar la oposición. Doria Medina optó finalmente por abrazar a Rubén Costas y sus Demócratas para crear Unidad Demócrata frente a la tesis de Torres, que no contemplaba esa alianza. Entonces apareció Jorge “Tuto” Quiroga, ex ADN, en uno de sus esprintes finales, prestándose con las siglas del Partido Demócrata Cristiano (PDC) convocando al resto de la oposición que no veía con buenos ojos a Doria Medina. El MAS aplaudió la llegada de Tuto, peón necesario para poner en práctica el axioma “divide y vencerás”.
Sobre Tuto se abrazaron tanto Oscar Montes como Johnny Torres, sumando además a la justificación el discurso de los viejos partidos (MIR, MNR y ADN) presentes. Tuto apenas sumó un 9% a nivel nacional, un 19% en Tarija y el MAS logró una victoria todavía más cómoda, asegurando por décimas sus dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional que, números en mano, podía haber sido diferente sin Tuto.

Montes y Milcíades
“Milcíades es Montes”, asegura uno de los aún dirigente del MAS en Cercado hastiado de la situación que atraviesa el Instrumento en Tarija; uno de los que tampoco apoyaban la tesis del Presidente de sumar al ex alcalde como candidato a la Gobernación.
El movimiento Tuto – Torres – Montes en aquellas elecciones pudo tener mucho que ver con la presencia del empresario y hoy senador del MAS Milcíades Peñaloza, fuerza viva del banzerismo en Tarija a finales del siglo XX.
Peñaloza y Montes están unidos por una íntima amistad, en sus cortejos recientes, el senador le hizo de testigo externo al Congreso de UNIR que desconoció a Francisco Rosas en 2015 y que, a la larga, ha desencadenado la actual lucha fratricida en el partido.
Para el activista Gonzalo Torres hay algo más que amistad, ya que durante su campaña a la Alcaldía insinuó varias veces que Peñaloza fue el beneficiario último de la decisión de Montes de enclavar la nueva Terminal de buses en el barrio Torrecillas, lejos de casi todo salvo de la tranca al sur. Esa operación inmobiliaria, que sin duda provocó una revalorización millonaria de los terrenos colindantes a la Terminal, es uno de los expedientes más opacos de la “gestión Montes” al frente de la Alcaldía.
No es el único. Entre los recientes, la operación “Mega Center” y la adjudicación del Mercado Central a una empresa vinculada al caso Zapata son asuntos a transparentar.
Para la construcción del Cine en la probablemente “Milla de Oro” de Tarija, al inicio de la Avenida Integración, Montes omitió convocar un concurso de ideas o proyectos como suele ser el procedimiento habitual en estos casos y se optó por ceder gratuitamente mediante contrato de comodato más de 10.000 metros cuadrados a la multinacional, a 40 años, a cambio de nada salvo el retorno del predio pasado 2050. Lo que será del Cine y de Tarija para esa fecha es materia de Nostradamus, pero lo cierto es que se convirtió en secreto a voces que el yerno de Montes fue quien se encargó de la adjudicación de espacios comerciales al interior de la infraestructura.
Por su parte, la construcción del muy demorado Mercado Central se adjudicó a un consorcio representado por Javier Soliz Canedo, casi el mismo que se adjudicó la construcción de la vía Iscayachi – Final Copacabana en la zona alta de manos de Lino Condori y que el periodista Carlos Valverde vinculó a la red de tráfico de influencias de la hoy exonerada Gabriela Zapata.
Montes señaló en su momento que la ubicación final de la Terminal y la instalación del Mega Center respondían a necesidades de planificación de la expansión de la ciudad y a su incorporación de equipamientos acorde a las características y demandas ciudadanas.

“El guardia  municipal  fantasma”

En la denuncia también consta el caso de un guardia municipal que figuraba en los registros de la Guardia Municipal, pero no cumplía funciones en esa dependencia, pues estaba en permanente comisión. Óscar Amezaga indicó que en lo regular los guardias municipales registran dónde se presta el servicio pero en este caso no, por lo que expresó que resulta llamativo que todas las supuestas irregularidades en el personal cesaron a partir del cambio de gestión el 2015.

Todo el gabinete de Paz   se querelló contra Montes

En los medios de comunicación las diferencias entre Montes y Paz han tocado fondo. El asesor legal del municipio, Heby Ponce de León, reveló que además de los ya existentes, otros 7 procesos han ingresado al Ministerio Público en contra de la ex autoridad, por presuntos delitos de orden privado, como la difamación.
Se trata de denuncias independientes, interpuestas por todos los secretarios, excepto Rita Miranda, la secretaria de Cultura, quien dijo desconocer tales acciones legales de sus pares.
“Las denuncias refieren que en medios de prensa se han vertido aspectos negativos sobre los funcionarios, en sentido de que existiría corrupción en sus despachos y nepotismo. Ellos se han visto afectados en su dignidad, por lo que de manera individual presentaron denuncias por calumnias y difamación, que han sido admitidas por la Fiscalía”, indicó Ponce.
Sobre el patrocinio de estas acciones legales, el abogado explicó que cada secretario cuenta con abogados particulares y no de la institución, empero remarcó que es quien lo informa pues las declaraciones de la ex autoridad salpicaron también a la institución de manera pública.
Ya que Montes previamente advirtió sobre una persecución política orquestada por Paz, Ponce negó tal extremo, señalando que solamente cumplen sus funciones. “Nos mantenemos firmes y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias”, mencionó.