Boca sacó adelante un duro choque

Escrito por  AGENCIAS Oct 16, 2017

El puntero perfecto (cinco triunfos en igual cantidad de fechas) de la Superliga buscaba ante Patronato en Paraná sostener el ritmo arrollador que le diera aún más ventaja en la cima de la tabla.

El equipo de Guillermo Barros Schelotto sacó adelante un duro choque como visitante, se impuso 2 a 0 y le sacó seis puntos a sus perseguidores, con 18 unidades. Los entrerrianos suman nueve. Además, Boca elevó así a 17 la cantidad de encuentros sin caídas como visitante (la última vez fue ante Lanús, el 28 de agosto de 2016) e hilvanó el mejor arranque en su historia en el profesionalismo: seis triunfos consecutivos.
En un primer tiempo trabado y en el que el campo de juego no ayudó a la generación de juego (la pelota viajaba muy rápido y picaba mucho), casi no hubo llegadas al arco.
De Boca muy poco para contar en esos 45’. A los 50 segundos Cristian Pavón no embocó al arco en un disparo desde lejos. Sería un recurso que el conjunto visitante intentó en varias oportunidades en ese tiempo. Nahitan Nandez se armó una jugada solito a pura pelea a los 12’, que terminó pegándole por arriba. La última y la mejor fue a los 35’, Wilmar Barrios caminó desde su área hasta casi la contraria para pasarle a Darío Benedetto de espaldas al arco. El goleador se dio vuelta y remató, pero encontró bien parado a Sebastián Bértoli, que la sacó tirándose hacia su derecha.
Boca tardó sólo cuatro minutos en cambiar la falta de peligro que había mostrado en el primer tiempo. A los cuatro Benedetto envió un pase largo que Pavón bajó de manera magistral, encaró al arco, aguantó la falta de su defensor (era penal) y cuando caía definió con zurda frente a Bértoli. Un buen gol, todo mérito del delantero. Un minuto antes Renzo Vera había desperdiciado el primero para Patronato tras un centro en el que apareció por detrás de todos.
Una de las figuras del partido, el colombiano Frank Fabra, recuperó a los 34 una pelota aérea, encaró y realizó una pared con Junior Benítez y asistió a Benedetto, para que la empuje sobre la línea para el resultado final.
Este fue el primer juego de Boca sin Fernando Gago, a quien el paso por la Selección le dejó la lesión de ligamentos de su rodilla derecha y se ausentará por seis meses de las canchas. En esa mitad del campo entró el uruguayo Nandez, una pieza tan útil como distinta a la de Pintita, pero que cumplió. Tampoco estuvieron el suspendido Edwin Cardona y el lesionado Paolo Goltz.

Lo más leído hoy