Tras consolidar el voto nulo, vuelve protesta ante el TCP

Escrito por  Redacción Central/El País eN Dic 05, 2017

Opositores y oficialistas en Tarija discrepan y mucho en la lectura de los resultados de las elecciones judiciales de este domingo 3 de diciembre. Para unos, una censura sin paliativos al Gobierno, para los otros, un éxito de la democracia.

En cualquier caso, mientras se digieren, las protestas contra el fallo del Tribunal Constitucional que elimina la limitación de mandatos y por tanto, habilita a Evo Morales, volvieron a primer plano en Tarija con marchas y huelgas de hambre convocadas por sectores de la juventud tarijeña.
El Tribunal Electoral Departamental decidió esperar y postergó la conferencia de prensa para oficializar los resultados definitivos para las 8.00 de la mañana de hoy, pero por el avance reportado en la página web hasta el cierre de esta edición, coinciden con el sistema de conteo “rápido y seguro” ofrecido por el propio Tribunal que sí llegó al 100 por ciento y a su vez, con los avances ya registrados el domingo, pues no hubo grandes cambios en los porcentajes.
La forma en la que se ha llevado la campaña convirtió los comicios en un plebiscito y de ahí el empeño en contar blancos, nulos y válidos por encima del nombre de los candidatos a cada Tribunal. Los resultados fueron similares en Tarija para los cuatro, si bien hay algunos puntos de diferencia entre los nulos en circunscripción nacional y los departamentales.
En el Tribunal Supremo, de circunscripción departamental, se registraron 149.142 votos nulos (52,79%), 49.923 votos blancos (17,67%) y 83.462 válidos (29,54%), de los que fueron electos María Cristina Díaz Sosa con 31.572 votos como titular y Rolando Isidoro Espíndola Manguía con 18.642 votos como suplente.
En el Tribunal Constitucional, de circunscripción departamental, se registraron 150.692 votos nulos (53,37%), 45.292 votos blancos (16,04%) y 86.374 válidos (30,59%), de los que fueron electos Julia Elizabeth Cornejo Gallardo con 28.002 votos como titular y Marcos Ramiro Miranda Guerrero con 25.440 votos como suplente.
Por otro lado, en el Tribunal Agroambiental, de circunscripción nacional, se registraron 157.579 votos nulos (55,77%), 45.661 votos blancos (16,16%) y 79.325 válidos (28,07%) mientras que en el Consejo de la Magistratura, también nacional, se registraron 158.031 votos nulos (55,94%), 49.630 votos blancos (17,57%) y 74.818 válidos (26,49%).
La discusión principal radica en la interpretación del sentido del voto. Para los opositores más aplicados, el voto nulo se suma al blanco, con lo cual proclaman un rechazo contundente al Gobierno por más del 70 por ciento en Tarija, algo que defienden el asambleísta Mauricio Lea Plaza o el secretario Waldemar Peralta.
El oficialismo hace una interpretación diferente, pues el voto blanco no se considera en este caso un voto castigo sino más al contrario, un voto de confianza. Con esos datos los resultados en Tarija serían peores para la oposición que los que se registraron en el Referéndum Constitucional dl 21 de febrero y que básicamente sumaron un 60,12 por ciento por el No a la reelección y un 39,88 por ciento para el Sí a la reelección de Evo Morales.

Renovación y autocrítica
Las dos palabras que más se echan en cara unos y otros dentro de la oposición y el oficialismo son renovación y autocrítica, conceptos que se reclaman de abajo hacia arriba para interpretar los resultados.
Para el MAS la votación fue contaminada e instrumentalizada, e incluso algunos voceros del peso de Gabriela Montaño llegaron a indicar que el voto nulo se debía a la falta de conocimiento de los candidatos por parte de los electores.
El Gobernador Adrián Oliva hizo una breve valoración política relacionando los resultados con el voto del 21 de febrero de 2016 y al fallo del Tribunal Constitucional sobre la limitación de mandatos. “Lo que ayer se ha expresado en las urnas es el rechazo a las decisiones que se han tomado en los últimos días que han vulnerado la decisión de un pueblo expresada el 21 de febrero y ratificada el día de ayer”
Oliva convocó a la oposición a mover fichas para capitalizar los resultados, si bien estos han avanzado poco respecto al referéndum de 2016. “Debemos convocarnos todas las fuerzas políticas democráticas a plantear cuál va ser la agenda de futuro para el país y para el departamento, a discutir hacia dónde vamos. Se ha generado un nuevo escenario político en el país que demanda respuestas del conjunto de los actores políticos”.

Movilizaciones contra el fallo del TCP ganan adeptos

El pasado martes el Tribunal Constitucional Plurinacional, cuyos magistrados acaban mandato a finales de año, emitieron la sentencia que elimina la limitación de mandatos del ordenamiento jurídico boliviano. Esto ha provocado diferentes reacciones en todo el país.
En Tarija desde la mañana del lunes, una vez concluido el auto de buen gobierno, algunos jóvenes se asentaron en el Comité Cívico declarando huelga de hambre y en horas de la tarde una marcha recorrió la plaza Luis de Fuentes para exigir que se respete la Constitución y se enmiende el fallo.
Los Comités Cívicos del país analizan una convocatoria de paro nacional como medida de protesta y otras movilizaciones.