El 11% de las procesadoras se quedaron sin registro sanitario

Escrito por  Daniel Rivera M./El País eN Ene 12, 2018

Según el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), en Tarija el 11 por ciento de las procesadoras de alimentos se quedaron sin Registro Sanitario (RS), casi la mitad solicitó la baja de ese documento mientras que en los otros feneció el periodo de vigencia.

De acuerdo a las estadísticas de esa institución, hasta diciembre del 2017 se tenía un total de 177 procesadoras con Registro Sanitario vigente, entre artesanales, semiartesanales, industriales y semiindustriales, pero también se incluye siete mataderos bovinos y avícolas.
En el año 2017 se dieron de baja diez registros. Por otro lado, fueron 12 las empresas de las que, hasta diciembre, se caducó ese documento. Entre ese número están las procesadoras, frigoríficas, almacenes y otras.
Para sacar el Registro Sanitario anteriormente se tenía que remitir la documentación a Trinidad Beni, de donde emitían el permiso para otorgar ese documento. Las demoras que eso implicaba derivó en una descentralización, por eso desde la gestión pasada se emite en Tarija, con un plazo máximo de 20 días, siempre y cuando el solicitante tenga la documentación completa.
La coordinadora departamental de Inocuidad Alimentaria del Senasag, Denis Loayza, explicó que como el trámite es corto, normalmente los interesados hacen su gestión con una semana de anticipación. Cuando son empresas procesadoras o importadoras, si la renovación del registro la hacen dentro de los 15 días posteriores a la caducidad, el propietario debe cancelar una multa del importe que varía según la categoría. Pasado ese plazo tiene que pagar el doble.
“Cuando la empresa decide cerrar las funciones que realizan, el propietario solicita la baja del registro del sistema, y eso es de inmediato-sostuvo la funcionaria. Si de esa manera todavía siguen produciendo, son pasibles a multas. Como Senasag se hace inspecciones extraordinarias a esas mismas empresas, porque se tienen programadas esas verificaciones. Si se ven los productos en los puestos de mercado, la Intendencia realiza el decomiso de los mismos”.
El registro sanitario es una garantía para el consumidor, porque antes de emitirlo el Senasag hace un seguimiento que implica la toma de muestras del producto para enviarlos al laboratorio, además se controla las prácticas de higiene y manufactura. Si hay una situación que demuestre alguna inseguridad en cuestión de salud, se para la producción y la empresa tiene que hacer los ajustes.
Por su parte, el presidente de la Asociación Departamental de Productores de Tarija, Ronny Martínez, sostuvo que los procedimientos para obtener un registro no son dificultosos, además económicamente es accesible. Los solicitantes trabajan conjuntamente con los técnicos del Senasag para cumplir con todo lo que dice la normativa.
“Es importante que los productores cuenten con este documento, pues avala la calidad del producto, además para que no se tenga dificultades más adelante, en cuanto a alguna enfermedad u otro aspecto que pueda hacer daño-comento el dirigente. Sin embargo, hay otros que lo hacen sin ello, por eso venden sus productos más baratos y hacen una competencia desleal”.
Martínez entiende que el Senasag no tiene el suficiente personal para las inspecciones, así hacer cumplir la normativa a todos, pero considera que se avanzó en comparación a otros años pasados.

 

el
apunte

Avícolas
buscan precio
único de pollo
en Bolivia

El presidente de la Asociación Departamental de Productores de Tarija, Ronny Martínez, indicó que el año pasado sostuvieron una reunión nacional para consolidar un precio único de pollo a nivel nacional. En ese sentido, dijo que esperan que el Gobierno cumpla con su compromiso, toda vez que debe ser a través de un decreto, pero a la fecha no se dio dicho pedido de ese sector.