El círculo infinito de las estafas piramidales continúa al acecho

Escrito por  YENNY ESCALANTE FLORES/ EL PAÍS EN Ene 31, 2018

Tras una entrada al estilo estrella de rock, entre música triunfal y medio millar de personas aplaudiendo enfervorecidas, el brasilero Felipe Campos sube al escenario del hotel más lujoso de Tarija. Es 21 de septiembre de 2017, inicia la primavera, Día del Amor, Día de la Amistad, día del 8-0 de River sobre Wilstermann, y la “figura del éxito” está en la capital de la sonrisa presentando la nueva marca que reemplazará a Pay Diamond: Ser Uno.

 

Hace ocho meses Campos era el rostro visible del negocio de diamantes que estaba en boca de todos, incluso ingresó en el penal de Palmasola (Santa Cruz) durante tres meses acusado de liderar una red de “estafa” con negocios piramidales. Pero hoy ofrece una nueva marca, Ser Uno, disfrazada de un show montado con artistas profesionales argentinos que recorren distintos departamentos con un evento motivacional que tiene el objetivo de captar más socios.

El negocio
Los negocios piramidales son estafas que continúan al acecho con el fin de atraer a más clientes a pesar de la intervención de los entes de control del Estado. Actúan de forma cautelosa, ya no se muestran de forma pública y se renuevan con el paso del tiempo.
Este tipo de esquemas no son una novedad en Bolivia, pues su aparición se remonta a los años 80 cuando diferentes empresas dejaron en medio del llanto a miles de personas que les confiaron los ahorros de toda su vida.
El 2016, después de más de tres décadas y media, las firmas vuelven a aparecer con un rostro nuevo, no obstante la modalidad no ha cambiado, se gana un porcentaje de dinero por recomendar a más inversores.
Las primeras que llegaron a Tarija con gran impacto fueron Bitcoin Cash y Pay Diamond, la primera con el argumento del manejo de una moneda virtual y la segunda con un supuesto trabajo de “minería de diamantes”. Ambas con promesas de obtener “jugosas” rentabilidades en poco tiempo.
La próxima aparición fue de Seven Oportunity, la compañía que aseguraba comprar oro en bruto para purificarlo y comercializarlo. Las ganancias se mostraban muy interesantes ya que además del dinero auguraban premios que supuestamente iban desde un celular hasta un auto cero kilómetros, dependiendo del rango del afiliado.
Parecía el boom de las compañías multiniveles. En Merlim Network prometían ganar dinero jugando media hora al día con aplicaciones de internet que a su vez tenían publicidad, pero también había que invitar a gente nueva para ganar más dinero. De todas las mencionadas sólo continúan en funcionamiento, al margen de la ley, Pay Diamond y Merlim Network, pero las empresas no dejan de proliferar.
Ser Uno Tours
La empresa más nueva es Ser Uno Tours 2017, que fue presentada el 21 de septiembre en Tarija en un show teatral de cuatro horas.
Similares conceptos, similares puesta en escena muestran el mensaje de que “puedes salir de la pobreza, de que en tus manos está la decisión de empezar una nueva vida de lujos, alejado del acoso de los bancos, de las entidades de control como la Policía o los medios de comunicación que dan una información a medias o parcializada que no te permiten crecer”.
Punta Cana es el anzuelo, el objeto de deseo y el símbolo del éxito, el lugar a donde todos quisieran ir para disfrutar de un Resort con las playas turquesas al fondo. Ese atractivo turístico se evoca recurrentemente en la obra de teatro.
Nadie habla de dinero ni de diamantes, nadie va a recordar el método de multiniveles ni explicar plazos, solo está presente la nueva filosofía que engloba la idea de atraer a más y más personas para cambiarles la vida, pero sobre todo, para cambiársela a uno mismo.
“Ser Uno vino a hacer ver y soñar a la gente con un mañana mejor, con barreras a romper, con desafíos a vencer y con seguridad de que todo es posible si realmente estamos convencidos de que sí se puede, que todo inicia y termina en UNO mismo”, señala la sinopsis de un folleto de un material costoso que fue repartido a cerca de 500 personas.
En medio del evento se intercalan los testimonios, el baile, el canto, la actuación y el aplauso emotivo de los asistentes. Es el turno de la boliviana, Hilaria Barreto, quien sube a la palestra con un vestido negro y zapatos de tacón, las luces y la atención del público se enfocan en su persona mientras cuenta su trayectoria, las experiencias buenas y malas que tuvo que pasar para llegar al lugar privilegiado donde está.
Relata que era “empleada” cuando Dios le puso en su camino a Felipe Campos, quien “llegó como bendecido” y fue quien le ayudó a superar todos sus obstáculos. La historia es motivadora y no es difícil conmoverse con la música que la acompaña.
Las personas se miran entre ellas, esperanzadas en que su vida puede y va a mejorar. Cantan agarradas de las manos, no faltan los abrazos y las palabras de agradecimiento a Campos. Así termina una jornada motivacional que de seguro tendrá repercusión en los socios, quienes con más ganas invitarán a la gente a ser parte del “negocio del éxito”.

Empresas piramidales en Bolivia funcionan desde los años 80

Desde 1980 en Bolivia se registraron una serie de negocios que terminaron en quiebra, desaparecieron o sus líderes ingresaron a prisión.
La Organización Comercial de Bolivia (Orcobol), Comercial Roma, Multiactiva, Copacabana, Lavalle, Orión, LV Pharma, Roghel-Bolivia, son algunas de las empresas que utilizaron la misma modalidad piramidal para sumar “socios”, pero el caso más emblemático es la Firma Integral de Servicios Arévalo (Finsa), en la cual se calcula una afectación económica de más de 50 millones de dólares y unas 22 mil personas estafadas.
Sus representantes, los hermanos Eddy y Carlos Arévalo Páez, fueron condenados por los delitos de estafa y apropiación indebida, y sentenciados con privación de libertad de 10 años en la cárcel de San Antonio (Cochabamba), pero las víctimas nunca recuperaron su dinero.
Hoy este tipo de empresas continúan trabajandode manera ilegal, clandestina y cerrada. Se reinventan en función del paso del tiempo y de los resultados, es decir, cuando notan que el ingreso de socios es mínimo, de un día para el otro desaparecen con alguna excusa, ¿la más común? se realiza mantenimiento al sistema. O la novedad es cambiar de imagen, desechan la que ya fue evidente, la que está perseguida por las autoridades, como Pay Diamond, y presentan una nueva, tal es el caso de Ser Uno.

 

los
datos

LAS EMPRESAS PIRAMIDALES
Y SU ESTANCIA EN BOLIVIA

Concepto
Las estafas piramidales son esquemas de negocios donde los miembros hacen dinero reclutando más inversores que están por debajo de ellos. Funciona mientras ingresen nuevos incautos, pues la ganancia de los primeros se paga con la inversión de los últimos. Cuando la situación se vuelve insostenible las empresas cierran y los líderes desaparecen.

Normativa
La Constitución Política del Estado en su artículo 331 establece: Las actividades de intermediación financiera, la prestación de servicios financieros y cualquier otra actividad relacionada con el manejo, aprovechamiento e inversión del ahorro, son de interés público y sólo pueden ser ejercidas previa autorización del Estado. Es así que sólo le corresponde a la ASFI la emisión de dicha autorización.

Clausuras
En diciembre del 2016 el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) clausuró 13 sucursales de Pay Diamond y otras empresas similares, tal es el caso de Two Bitcoin, Seven Oportunity, Global Club y Líderes sin Límite. El cierre de estos negocios se hizo en El Alto, Sucre, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro y Tarija.

Lee también...El trabajo “hormiga” llegó con fuerza al área rural