Es incierta la atención en la guardería de la UAJMS

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Feb 10, 2018

Las clases en la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS) iniciarán el 19 de febrero, sin embargo, es incierto el inicio del funcionamiento de la Guardería de esa institución.

El pedido de los estudiantes es que brinden ese servicio de manera paralela a sus actividades académicas. Autoridades analizan esa situación.
El año pasado ese lugar funcionó de julio a noviembre, tras un convenio entre la casa de estudios supriores y el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges). La fecha de renovación de ese documento también es incierta, aunque existe la posibilidad de hacerlo en abril, pero hasta eso los estudiantes no están dispuestos a esperar.
Para el ex dirigente de la Federación Universitaria Local (FUL), Roberto León, se tiene el inicio de clases y la Guardería, que es una necesidad de los estudiantes, no funcionará de manera paralela, porque no tiene todo el equipamiento y tampoco hay el personal.
“En el anterior año se solicitó que se abra la Guardería de manera paralela al inicio de clases, inclusive que no pare su funcionamiento en los cursos de verano, que se imparte en enero, porque hay muchos estudiantes que toman esas clases, pero se paró por temas económicos-comentó León. Por otro lado, se tiene que adecuar a los horarios de los universitarios, en los meses que funcionó el año pasado estaba hecho a medida de los administrativos. Las clases inician desde las siete de la mañana para algunos compañeros, pero el personal entraba a las ocho, lo mismo sucedía en la noche, los funcionarios estaban hasta las siete y las clases acababan a las nueve”.
La administradora de la Guardería de la UAJMS, María Elena Zenteno, envió una carta al Sedeges para solicitar la renovación del convenio, a lo cual esa institución está dispuesta a hacerlo, pero la Gobernación está en proceso de reformulación de presupuesto, por lo cual le dijeron que se dará prioridad a algunos centros integrales, no a todos como en las pasadas gestiones.
Ante esa situación, la funcionaria se reunirá con las autoridades universitarias, rector y vicerrector, para que la UAJMS se haga cargo del funcionamiento de la Guardería mientras se espera la consolidación del convenio, que posiblemente sea en abril.
“Se verá la posibilidad de contratar al personal para que cuiden a los niños y podamos arrancar, si fuese posible, de manera paralela al inicio de clases-indicó Zenteno- al momento se elabora la convocatoria para la inscripción, para ver cuántos interesados hay. Al comienzo no van muchos, pero en el transcurso de los meses va en aumento. Entonces, de acuerdo a la cantidad de inscritos se puede ver la contratación de los funcionarios”.
La directora del Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges), Mery Polo, espera dialogar con las autoridades universitarias, pues esa institución tiene una realidad y dinámica diferente, porque el niño se queda en la Guardería solo tiempo que la madre o padre pasa clases, por lo cual merece un trato especial.
Al margen de ello, Polo sostuvo que la Universidad también tiene otras áreas sociales, mediante las cuales les pueden apoyar profesionalmente.
El pago por mes que efectúan las estudiantes de la UAJMS en la Guardería es 150 bolivianos por dos turnos y 80 por uno solo. Zenteno manifestó que se mantendrá ese monto, porque fue un acuerdo al que llegaron con los universitarios antes de que se brinde ese servicio. Además que el querer incrementarlo, se volvería difícil para los estudiantes cumplir con las mensualidades.
La guardería fue ejecutada en un 97 por ciento por la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) del Gobierno Nacional, la estatal tarijeña puso el restante porcentaje. El costo total fue de 6.2 millones de bolivianos, con una capacidad para albergar a 200 niños menores de cinco años.

GUARDERÍA, UNA NECESIDAD
PARA LOS UNIVERSITARIOS

Roberto León
En el anterior año se solicitó que se abra la Guardería de manera paralela al inicio de clases, inclusive que no pare su funcionamiento en los cursos de verano, porque hay muchos estudiantes que toman esas clases, pero se paró.

Mery Polo
Esperamos dialogar con las autoridades universitarias, pues esa institución tiene una realidad y dinámica diferente, porque el niño se queda en la Guardería solo tiempo que la madre o padre pasa clases, por lo cual merece un trato especial.