Residentes bolivianos inician vigilia en La Haya

Escrito por  ABI Mar 18, 2018

Un grupo de residentes bolivianos en Europa iniciaron hoy una vigilia en puertas de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, para acompañar la presentación de los alegatos de la demanda marítima, última fase del proceso jurídico iniciado contra Chile en 2013 en ese alto tribunal de las Naciones Unidas.

Los residentes bolivianos, según imágenes mostradas por el canal estatal Bolivia TV, se instalaron en la parte exterior de las instalaciones de la CIJ y ondearon la bandera de reivindicación marítima con el estribillo ¡Mar para Bolivia, Mar para Bolivia!

"Estamos aquí boliviano residentes en diferentes países de Europa y mentira dure esto (la presentación de alegatos orales) estaremos aquí, no importa el frío y el hambre, estaremos presentes aquí", dijo Roxana Soría, quien se trasladó de Alemania a La Haya para apoyar esa causa.

Al igual que Soria, otros connacionales se trasladaron hasta la sede de la CIJ desde Francia y Suecia para participar de esa actividad, enmarcada en las actividades enmarcadas en las "jornadas por el mar", que fue convocada por el presidente Evo Morales.

"Vengo desde París-Francia apoyando esta causa marítima y dudo que algún boliviano este en contra de esto para apoyar al Gobierno para poder tener un acceso al océano pacifico", dijo otro boliviano en declaraciones a Bolivia TV.

En Bolivia, similar actividad se realizará el lunes en plazas de ciudades capitales, acompañadas de un embanderamiento general de los hogares y otras actividades a partir de las 05h00 locales.

Entre este lunes 19 y el miércoles 28 de marzo, Bolivia y Chile argumentarán en la Corte a favor y contra la obligación o no de negociar, "de buena fe, pronta y formalmente" la cesión de una salida soberana boliviana al Océano Pacífico.

La demandante Bolivia, que apela al artículo 31 del Tratado Americano de Soluciones Pacíficas (Pacto de Bogotá, vigente desde 1948) cita, como prueba de su convicción, una decena de compromisos escritos asumidos por "altos representantes" chilenos, entre 1920 y 2010, para abrir una negociación que le permita reintegrarse al espacio marítimo, calidad que perdió en 1879.

Chile, que tras invadir en 1879 el entonces puerto boliviano de Antofagasta y ocupar con sus tropas 120.000 km2 de territorios que desembocan sobre una línea costera de 400 km lineales, dice fundado en el Tratado de 1904, que nada tiene pendiente con Bolivia y que, por lo tanto, no está obligado a negociar.