Un llamado de Rusia a implementar una tregua de cinco horas el martes no logró detener una de las campañas más devastadoras de la guerra en Siria, después de que residentes dijeron que aviones de combate del Gobierno reanudaron los bombardeos en la región de Guta Oriental tras una breve pausa.

Los residentes del enclave rebelde de Guta Oriental dijeron el miércoles que están “esperando su turno para morir”, en medio de uno de los bombardeos más intensos en siete años de guerra de parte de las fuerzas progubernamentales en el área cercana a la capital siria.

Aeronaves israelíes bombardearon varias localidades dentro de la Franja de Gaza sin que, de momento, se reporten víctimas por el ataque.

Un avión de combate israelí que regresaba de bombardear posiciones respaldadas por fuerzas iraníes en Siria fue derribado el sábado por fuego antiaéreo, en los enfrentamientos más serios entre Israel e Irán en la zona en el último tiempo.

Las Fuerzas Armadas de Colombia fueron autorizadas por el gobierno para bombardear desde aviones y helicópteros a las disidencias de las FARC que se apartaron del proceso de paz para seguir en el narcotráfico y la minería ilegal, informó el martes el Ministerio de Defensa.

Aviones rusos y sirios realizaron ataques en las provincias rebeldes de Idlib y Hama, varios días después de que los yihadistas iniciaran una ofensiva contra zonas del noroeste de Siria, dijeron el domingo rebeldes y testigos.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos confirmó hoy que nuevos bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudita dejaron en los últimos días en Yemen al menos 73 víctimas civiles. Nuestro personal en el terreno sigue recopilando informaciones sobre estos ataques aéreos, declaró a la prensa en Ginebra la vocera Liz Throssell.