Los datos del Ministerio de Salud muestran que Tarija concentra el 3,66 por ciento de los enfermos renales crónicos del país. La mayor cantidad de pacientes se encuentran en los departamentos ejes del país. Se alistan campañas de detección de esta enfermedad que cada año gana más víctimas.

El gobernador de Tarija, Adrián Oliva, realizó una inspección a la obra en construcción del Centro de Hemodiálisis, que forma parte de uno de los componentes del Proyecto de refacción y ampliación de los servicios del Hospital San Juan de Dios, donde constató que la infraestructura registra un 15 por ciento de avance físico. A su vez, la máxima autoridad del departamento hizo el anuncio que se tienen garantizados 20 millones de bolivianos para equipar el Hospital.

Las dos causas principales que suman el número pacientes con Insuficiencia Renal Crónica Terminal (IRTC) son la diabetes y la hipertensión arterial, patologías que deberán ser prevenidas en los servicios de salud de primer nivel para modificar, a futuro, la incidencia de esta enfermedad pública, así lo indicó el médico nefrólogo del Hospital Regional de Salud San Juan de Dios (HRSJD), Ronald Garzón.

Son dos los municipios en el departamento de Tarija que trabajan para atendera unos 250 pacientes con problemas de insuficiencia renal, quienes día por medio deben realizarse hemodiálisis durante cuatro horas; a lo que el secretario de Desarrollo Humano de Cercado, Germán Hoyos, argumentó que el Estado deberá tomar mayor seriedad a esta enfermedad, que por su demanda, se convirtió en una necesidad pública.

Según ley nacional, el paciente renal debe ser dializado por cuatro horas; sin embargo, en Tarija por la falta de máquinas y el aumento de personas con esa enfermedad, hizo que se reduzca a tres y hasta dos horas en los últimos meses, lo que es considerado por la Defensoría del Pueblo como un riesgo vital.

El Gobierno Municipal de Cercado envió una carta a la ministra de Salud, Ariana Romero, solicitando máquinas y equipos de hemodiálisis para Tarija; con la garantía de que el Municipio de Cercado cubriría los costos de mantenimiento, reactivos y personal; así lo anunció el alcalde Rodrigo Paz en un acto en el Palacio de los Deportes

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) hizo conocer que el Gobierno Nacional adeuda un año por el servicio de diálisis que realizan los municipios, aspecto que dificulta la atención de pacientes. Los recursos corresponden a la Ley Nº 475 de 30 de diciembre de 2013.

El representante de los enfermos renales de Tarija, Waldo Cardozo, pidió el viernes a las autoridades del Gobierno departamental y la Alcaldía adquirir más máquinas de hemodiálisis para cubrir la atención que requieren cerca de 250 personas en ese departamento.

El director del Hospital Regional San Juan de Dios, Roberto Baldivieso, informó que desconoce el número exacto de enfermos renales que acuden hasta ese centro de salud a realizarse las diálisis correspondientes. Y es notorio de que cada día que pasa hay mayor requerimiento del servicio.

En representación de los pacientes con enfermedades renales de Tarija, Julio Urzagaste, ha informado que tras varias semanas de clamar por una mejoría en la atención a este sector de la sociedad, se logró el compromiso de parte de autoridades del Gobierno Municipal y la Gobernación para implementar un centro de diálisis en Cercado. Actualmente, las máquinas del Hospital San Juan de Dios no abastecen para cubrir la cantidad de pacientes existentes.