Miércoles, 21 Febrero 2018

Pese a que el Ministerio de Hidrocarburos advirtió sobre su inviabilidad, Santa Cruz, Chuquisaca, Cochabamba y Tarija tendrán en el mes de marzo terminado su proyecto de ley que apunta a obtener un porcentaje de regalías por los proyectos de industrialización de los hidrocarburos. En Tarija se plantea que antes esta ley sea consensuada con las autoridades y la institucionalidad del departamento en pos de fortalecerla y crear un respaldo social.

Los tambores de guerra parecen volver a sonar en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) un año después del peor escándalo de corrupción desde 2008 y que acabó con su presidente Guillermo Achá en detención preventiva y con todo el aparato administrativo descabezado.

Ante las recientes notas de prensa que daban cuenta sobre el proceso de reestructuración en la Gobernación del departamento de Tarija, que recortarían al menos tres secretarías, una de ellas la Secretaría de Hidrocarburos, surge la postura de fortalecer esta repartición en lugar de hacerla desparecer o convertirla en una dirección, ya que es un bastión clave para el principal departamento productor de toda Bolivia.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez afirmó que en los próximos días se realizará importantes anuncios sobre las reservas “astronómicas” de gas convencional pero también del no convencional o shale gas. Dijo que aunque el país cuenta con importantes reservas de gas natural para varios años, no puede dejar de estudiar y explorar la posibilidad del fracking en el país, que no queda exento de las nuevas tendencias.

Desde la Comisión de Hidrocarburos de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), el asambleísta de Unidad Departamental Autonomista (UDA), Cesar Mentasti, informó que se planteará al Ministerio de Hidrocarburos y a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), socializar los planes de inversión que se tienen para el departamento ante las instituciones públicas, ya que aseguró que pese a ser Tarija el principal productor, no se la toma en cuenta a la hora de trazar un horizonte en el sector hidrocarburífero.

Como hoy, 1996, Carlos Miranda, asesor de la privatización de YPFB que ejecutaron Sánchez de Lozada y Victor H. Cárdenas anunció que transnacionales se “dividirán” los campos petroleros. Esa fue la lógica neoliberal, descuartizar nuestra empresa estratégica y robar nuestros RRNN”.

El presidente del Comité Cívico del municipio de Entre Ríos en Tarija, Eduardo Fernández, informó el jueves que esa instancia determinó no permitir que se haga exploración hidrocarburífera en los municipios de Bermejo, Entre Ríos y Padcaya, tras el rechazo que recibió el proyecto de ley que presentaron para recibir el 45% de regalías como regiones productoras.

El ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez, a la sazón tarijeño, hizo balance del año 2017 al mismo tiempo que lanzó algunos propósitos y proyecciones para 2018. Sánchez ponderó que en 2017 se marcó un hito en la historia del país al lograr la primera molécula de gas industrializado en la planta de urea de Bulo Bulo, mientras que consideró que en 2018 se podrán consolidar proyectos puesto que los precios se estabilizarán en el mercado internacional por lo que lo auguró como un “muy buen” año para el sector gasífero nacional.

El Gobierno en los últimos cinco años elaboró planes de exploración y anunció inversiones millonarias para el sector que hasta el momento no dan resultados en la dimensión que se necesita para garantizar los proyectos de industrialización y exportación en el mediano plazo.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el 12 de diciembre el proyecto de ley que viabiliza la adenda, por 15 años adicionales a partir del 2 de mayo de 2031, del contrato de operación para la exploración y explotación hidrocarburífera del área Caipipendi (Campo Margarita) hasta el año 2046 que beneficiarán con mayores recursos por concepto de regalías a los departamentos de Chuquisaca y Tarija.

Lo más leído hoy