El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseveró el miércoles que el paro cívico en contra de la repostulación del presidente Evo Morales y en defensa de los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016, fue un “fracaso” porque incluyó tintes políticos y no tuvo el respaldo de la población.

Concluidas las movilizaciones del 21 de febrero y mientras los acontecimientos derivados se desarrollan a nivel nacional entre opositores que proclaman éxitos contundentes y Gobierno que minimiza el impacto, en Tarija también se toma nota de lo sucedido tanto en el oficialismo como en la oposición.

El presidente del Comité Cívico de Tarija, Juan Carlos Ramos, comunicó a la población en general tomar las precisiones del caso y pidió a la Policía Boliviana colaborar para frenar y prevenir cualquier tipo de tropiezos que puedan desenvolverse en el paro cívico del 21F, que exige respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016.

El subdirector de Educación Regular de la Dirección Departamental de Educación (DDE), Roberto Jaramillo, anunció la mañana de hoy que no llegó ninguna normativa de suspensión de clases por  parte del Ministerio de Educación, y pide a directores tener la respectiva tolerancia con los estudiantes.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas dejó en manos de las federaciones departamentales, la decisión de acatar o no el paro cívico convocado para el 21F, en rechazo a la repostulación indefinida del presidente Evo Morales.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija, Víctor Fernández, la mañana de hoy anunció que ese sector no acatará el paro movilizado convocado por el Comité Cívico, para el 21 de febrero.

El ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Tarija, Walter Aguilera, anunció el jueves que ese sector no participará en la movilización y paro convocado, para el 21 de febrero, por la dirigencia cívica en rechazo a la re postulación del presidente Evo Morales.

El presidente del Comité Cívico Departamental, Juan Carlos Ramos, recordó el día de ayer que desde finales de 2017 se tiene una resolución consensuada con las casas cívicas de diferentes departamentos para llevar a cabo un paro cívico a nivel nacional el 21 de febrero. La posición se enmarca en las medidas desarrolladas contra el Código Penal, que el presidente Evo Morales ya ha instruido abrogar ante el rechazo popular. En el pliego de las movilizaciones estaba también el rechazo a la sentencia del Tribunal Constitucional y el respeto al resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016.

Sin duda alguna el amor es más fuerte que nada y esta pareja de novios demostró su amor y también su civismo al llegar a pie hasta la iglesia en pleno paro cívico.

No había muchas ganas, pero al final el Transporte y los Cívicos convergerán hoy en el Paro departamental decretado por las diferentes instituciones para exigir la abrogación total e inmediata del Código Penal aprobado en la Asamblea Plurinacional y promulgado por Álvaro García Linera, negando la oferta del presidente Evo Morales de dar un año de impase para socializar con todos los sectores y modificar los artículos que sean pertinentes.