La Asamblea Legislativa Plurinacional inició el sábado la interpelación a la ministra de Salud, Ariana Campero, por el paro médico que se extendió por más de 40 días, entre noviembre y diciembre.

La medida se empezará a aplicar a fines de enero y principios de febrero.

El conflicto médico inició el 23 de noviembre de 2017 y después de 47 días, la dirigencia del sector y el Gobierno suscribieron un acuerdo.

Tras la firma del convenio para levantar el paro médico de 47 días, la restitución de los servicios de salud y el levantamiento de los piquetes de huelga en la ciudad de La Paz aún depende de asambleas informativas, mientras los pacientes aguardan con incertidumbre la venta de fichas de atención en los hospitales públicos de salud.

Dr. Álvaro Manuel García Arce, secretario ejecutivo del SIMRA, en una entrevista con radio Fides informó que en este momento no hay atención en los hospitales porque el paro no se ha levantado. Hoy a las 6:30 de la tarde en una asamblea de la Comisión Departamental de Salud de Tarija (Codesa), se determinará si se levanta o no el paro médico.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Anibal Cruz, informó este lunes por la noche que los galenos y los colegios de profesionales del sector salud aceptaron firmar el acuerdo con el Gobierno y anunció el levantamiento de las medidas de presión y el restablecimiento del servicio desde las cero horas del martes.

El Colegio Médico de Bolivia aceptó el preacuerdo ofrecido por el Gobierno para levantar las medidas de presión que se han prolongado por más de 45 días afectando a la salud de los ciudadanos. El preacuerdo contempla la derogación del artículo del Código Penal que afectaba a su profesión y sobre todo, el decreto que creaba la institución de fiscalización. Sin embargo, otros sectores han sostenido que mantendrán las medidas de presión convocadas para abrogar la totalidad del Código Penal.

El presidente Evo Morales afirmó este domingo en Chimoré que el prolongado paro médico “es una conspiración”, pero advirtió a los opositores al Código del Sistema Penal que no le podrán ganar la pulseta, porque tiene el respaldo del pueblo organizado.

El presidente Evo Morales ratificó el sábado, cuando se cumplen 45 días del paro médico contra el nuevo Código Penal y el funcionamiento de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud, su compromiso para generar una “revolución” y cambio profundo en la administración pública de salud, para consolidar el derecho humano de los bolivianos a recibir una atención médica y que el servicio de calidad no sea un lujo.

El presidente de Colegio Médico de Bolivia, Aníbal Cruz, pidió el viernes al Gobierno reinstalar la mesa de diálogo esta tarde para definir el preacuerdo suscrito el lunes anterior y firmar una solución definitiva de un conflicto agudizado por un paro de 44 días en los servicios de salud.