Miércoles, 21 Febrero 2018

Un joven acusado de matar a tiros a 17 personas en una escuela de Florida fue investigado por la policía en 2016, después de que se hizo un corte en un brazo en un video en redes sociales y dijo que quería comprar un arma, pero las autoridades decidieron que recibía apoyo suficiente, informó el sábado un diario.

La ciudad de Parkland en Florida sepultará el viernes a las víctimas de más reciente tiroteo en Estados Unidos, en medio de una creciente indignación que se sumaba al desconsuelo por sospechas de negligencias en seguridad escolar y señales de que las autoridades podrían haber pasado por alto pistas sobre los planes del agresor.

El FBI recibió una advertencia en septiembre sobre un comentario en Internet del joven de 19 años acusado de matar a 17 personas en su antigua escuela secundaria, pero no pudo ubicarlo, informó el jueves un agente.

La encuesta anual The Safest Cities publicada este lunes indica que Parkland es más segura que el 85% del resto de las urbes estadounidenses.

Al menos 17 personas fueron asesinadas este miércoles por un hombre armado en una escuela secundaria en la localidad de Parkland, en el estado de Florida.
La Policía de Broward confirmó en una rueda de prensa que el ataque en el colegio Marjory Stoneman Douglas dejó 17 víctimas fatales y que el agresor fue identificado como Nicolás Cruz.

La FBI ha enviado a sus agentes al lugar de los hechos.

Miles de italianos marcharon el sábado contra el racismo en la ciudad de Macerata, donde un hombre hirió a seis personas al abrir fuego contra inmigrantes africanos hace una semana, en un hecho que la policía calificó como un ataque con motivaciones raciales.

Una persona armada ha abierto fuego en una escuela secundaria de Benton, en el estado de Kentucky (EE.UU.), dejando al menos un muerto y múltiples heridos, informan medios locales.

Un enfrentamiento a tiros entre policías comunitarios y pobladores de una pequeña comunidad al sur del centro turístico mexicano de Acapulco dejó 11 muertos, informaron ayer domingo autoridades del estado de Guerrero, ubicado al sur del país.

Los oficiales estaban respondiendo a una llamada sobre un "disturbio doméstico" en un complejo de apartamentos ubicado en las afueras de Denver.

Lo más leído hoy