Martes, 20 Febrero 2018

El presidente Evo Morales, anunció el martes la reconstrucción de viviendas para las familias afectadas por el desborde del río Tupiza que sacudo el pasado enero.

El presidente Evo Morales dijo este jueves sentirse engañado en algunos departamentos con el programa de vivienda solidaria, porque “algunos compañeros hicieron viviendas hasta para las segundinas” y otros desviaron su utilidad a negocios particulares.

Desde que el hombre bajó de los árboles y dejó de errar por las pampas, el problema habitacional ha sido uno de los principales que cada comunidad ha tenido que enfrentar. A medida que los hábitos y la religión fueron delimitando el concepto de familia nuclear, el problema de la vivienda se convirtió en fundamental. El refranero popular está lleno de referencias a ello. Aún en países y culturas como la andina donde el concepto de familia extendida conviviendo en una sola vivienda, donde comparten tres o cuatro generaciones entre abuelos, hermanos, tíos y cuñados, tener casa propia se ha convertido en una aspiración de modernidad, y también en un pilar importante de la economía nacional por la dinamización y por el blindaje del modelo económico hegemónico.

La Ley de Pérdida de Beneficio, que permitirá revertir el derecho propietario de viviendas sociales entregadas por el Gobierno que no estén cumpliendo con su función, avanza en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) de Bolivia, y se calcula que será aprobada en agosto. 

El responsable del Proyecto Viviendas Solidarias que ejecuta el Municipio de Bermejo, Nolan Justiniano, recordó que la promesa era construir 2.000 viviendas en esa región. Dijo que ya se adquirió un terreno, pero el mismo no puede ser saneado por la falta de ampliación de la mancha urbana.