Dos caras, el mismo drama

Ene 12, 2017

La madre de un bebé, cuyo cuerpo fue hallado con evidentes signos de que un golpe acabó con su vida, fue localizada este martes en un pueblo denominado Uchu Uchu (Cochabamba). Se trata der una adolescente de apenas 13 años de edad, quien resultó embarazada luego de haber sido violada presumiblemente por el hermano de su madre.

Al momento de ser localizada, la mamá-adolescente se encontraba junto a su madre de nombre Pastora Quispe, quien fue aprehendida con fines investigativos.
“Se ha podido dar con la menor de 13 años que tuvo al niño. Su madre, que lleva el nombre de Pastora Quispe, estaba con ella, misma que está arrestada para que nos dé mayores datos sobre la muerte del niño”, señaló el director regional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Alfredo Castedo.
Según un reporte del diario Opinión, el caso se conoció tras el hallazgo del cadáver del bebé ya en estado de descomposición. Comunarios de la población de Locolocomi, municipio de Sipe Sipe, alertaron a la Policía y denunciaron el presunto caso de infanticidio.
El cuerpo del bebé –de tres semanas de nacido– fue encontrado dentro de una bolsa plástica que había sido arrojada en medio de unos maizales por el presunto autor y/o autores del hecho.
La autopsia reveló que la causa de la muerte del infante fue ocasionado por un trauma cerebral. Lo que todavía debe establecerse es si el golpe fue accidental o provocado. No obstante, las investigaciones desvelaron una dramática historia de violencia en torno a la adolescente, víctima de su propia familia.
Los datos hasta ahora conocidos señalan que la adolescente habría sido vejada por su propio tío, de 28 años de edad, que es hermano de su madre, en la casa donde habitaba toda la familia.
Los testimonios recogidos señalan que después de dar a luz al bebé, la mamá-adolescente fue golpeada por su padre, quien, en vez de protegerla, la habría responsabilizado de la violación de la que fue víctima.
En ese contexto de violencia extrema y atemorizados por la posibilidad de que el recién nacido tenga problemas congénitos por ser hijo de parientes muy cercanos, la familia habría decidido deshacerse del bebé.
Según las investigaciones, algunos familiares incluso discutieron sobre si era mejor lanzar los restos del bebé al río o enterrarlos en una quebrada y se decidieron por la segunda opción. “El padre de la adolescente y el tío son los sospechosos de haber matado al bebé”, señaló Castedo.
Los acusados –de acuerdo a su responsabilidad– cometieron varios delitos que van desde violencia psicológica y física, hasta violación, embarazo e infanticidio, entre otros.
Un estudio elaborado en 14 municipios por el Fondo de Población de la Organización de Naciones Unidas (UNFPA) desvela que en Bolivia más de la mitad de las adolescentes de entre 14 y 18 años de edad están embarazadas o ya dieron a luz.
Los casos desvelaron que las niñas-adolescentes embarazadas sienten temor de asistir a un centro médico, presumiblemente para no ser regañadas ni discriminadas y, en consecuencia, viven su maternidad silenciosamente.
Por lo demás, el embarazo precoz viola los derechos humanos de la víctima y no sólo les afecta a ellas, sino a toda su familia. Incluso –como en el caso que comentamos– la reacción de los padres puede llegar a ser hasta violenta.
Según un informe del Defensor del Pueblo, durante el primer semestre de 2015 una niña o adolescente fue abusado sexualmente por día en el país, y datos de la Dirección Nacional de Protección a Víctimas y Testigos señalan que hasta noviembre de 2016, se registraron en Bolivia 34 casos de infanticidio.
El estudio del Defensor del pueblo desvela que en el 38% de los casos, la víctima no tiene relación con el violador, en el 30% el agresor es conocido por la víctima, en el 17% es un familiar: padres, padrastros, tíos, primos o hermanastros, y en el 14% el responsable tiene la edad contemporánea de la víctima.
En ese contexto, el presunto caso de infanticidio y la violación de una niña de tan solo 13 años de edad, son dos caras del mismo drama, ya que concurrieron una serie de hechos criminales que deben ser investigados y esclarecidos, y los culpables identificados, procesados y sancionados con el mayor rigor de la ley. ¿No les parece?