La ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, informó que las riadas e inundaciones registrados durante este año por el fenómeno climático denominado ‘La niña’ afectaron a 61 municipios del país, donde se tiene cuantificadas más de 17.000 familias perjudicadas, 337 viviendas colapsadas y casi 50.000 hectáreas de cultivos dañados.

Según reportó la Gobernación de CHuquisaca, las lluvias y granizadas afectaron a más de 253 comunidades y anegaron 7 mil hectáreas de cultivo.

 

Los residentes de Yunchará intensifican la campaña de recolección de alimentos no perecederos para su municipio, ante las pérdidas generadas por la riada que arrasó los cultivos de hortalizas generando pérdidas económicas y desabastecimiento en las familias que fueron afectadas por el fenómeno natural.

Explicó que de acuerdo a reportes proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en todo el Oriente boliviano solo el 1,6% de los cultivos fue afectado.

Debido a los desastres naturales, causados por las intensas lluvias, las empresas aseguradoras apuntan a robustecer sus capacidades y contratos con reaseguradores para hacer frente a los riesgos naturales, esto mediante propuestas que permitan una protección a patrimonios expuestos por riesgos como inundaciones, sequías y deslizamientos.

El ministro de Defensa Javier Zavaleta informó este jueves que a consecuencia de las intensas lluvias y desborde de ríos,  unas 8.224 familias fueron afectadas que reciben asistencia humanitaria en diferentes departamentos, donde no todos viven en albergues, sino que algunos retornaron a sus hogares o otros viven en casa de sus familiares.

Aproximadamente 20 viviendas quedaron destruidas y más de 70 inundadas y cubiertas de lodo a causa del desborde del río Taquiña, ocurrido el martes, que arrastró una mazamorra, en el municipio Tiquipaya de Cochabamba, informó el gobernador Iván Canelas.

Los legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS), David Ramos y Betty Yañíquez, coincidieron el jueves, en relievar la capacidad de respuesta que tiene el Gobierno ante los desastres naturales que actualmente afectan al país.

Aproximadamente a las 19:00 del martes, se desbordó el río Taquiña y provocó que una mazamorra ingrese a la población de Tiquipaya destruyendo todo a su paso.

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, informó el miércoles que el Tesoro General de la Nación (TGN) dispone de 90 millones de bolivianos para atender a las familias afectadas por los desastres naturales en el país, en el marco de la declaratoria de estado de emergencia aprobada por el gabinete de ministros.