Unidades del ejército de Egipto destruyeron en las últimas horas un importante alijo de explosivos pertenecientes a grupos de extremistas musulmanes en el norte de la península del Sinaí.

El Papa Francisco llamó el viernes a los líderes musulmanes a unirse en la renuncia al extremismo religioso, en momentos en que militantes islamistas están atacando a antiguas comunidades cristianas en Oriente Medio.

El Papa Francisco viajará el viernes a El Cairo, una visita que se da en momentos en que los coptos egipcios, la mayor y más antigua comunidad cristiana en Oriente Medio, afronta la peor persecución de la que se tenga memoria a manos de los militantes de Estado Islámico, que ha prometido arrasar con ellos.

Desconocidos armados mataron hoy en El Cairo a un sargento de la Policía, por motivos aún no esclarecidos.

El Papa Francisco espera enmendar los lazos con los musulmanes en su viaje a Egipto el viernes, pero enfrenta duras críticas de conservadores de la Iglesia por reunirse con líderes religiosos islámicos tras una serie de mortales ataques contra cristianos.

El ejército de Egipto anunció hoy haber eliminado en ataques aéreos en el Sinaí a un líder del grupo extremista musulmán Ansar Beit Al Maqdis, que en 2014 juró lealtad al Estado Islámico.

El Consejo de Ministros de Egipto dijo que el país estará bajo estado de emergencia por tres meses a partir del lunes, tras los ataques con bombas contra dos templos cristianos coptos ocurridos el fin de semana.

Las 27 víctimas mortales del atentado terrorista cometido la víspera contra la comunidad cristiana copta de la ciudad egipcia de Alejandría fueron sepultadas hoy.

Al menos 44 personas murieron y más de 100 resultaron heridas el domingo por dos ataques con bomba en iglesias coptas de Egipto, en eventos que generaron ira y temor entre los cristianos y el despliegue del Ejército en todo el país.

Estados Unidos continuará apoyando la seguridad y la estabilidad de Egipto en sus esfuerzos por derrotar al terrorismo, aseveró hoy el vocero interino del Departamento norteamericano de Estado, Mark Toner.