Viernes, 20 Octubre 2017

Un vecino y el padre de la menor fallecida son procesados por el delito de infanticidio.

El Ministerio Público presentó el martes en La Paz la imputación por el delito de infanticidio contra el padre que intentó quitarse la vida luego de estrangular a su hija de tres años, informó el fiscal Edwin Blanco.

 

Aguilera informó que el acusado se dedicaba a la comercialización de pan y que fue acusado anteriormente por compañeros de su gremio de haber violado a una menor de edad.

El día viernes en horas de la mañana se llevó a cabo la  audiencia de cesación a la detención preventiva  para el padre acusado de infanticidio. 

El jefe de la División de Homicidios y Laboratorio de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de La Paz, Fredy Tambo, informó el jueves que lograron identificar el sexo del infante que encontrado calcinado en un basurero emplazado en la zona de El Tejar.

 

El caso conmocionó al norte argentino. Una madre de nacionalidad boliviana dio a luz a dos bebés mellizas, sin embargo, las puso en una bolsa de nylon y dejó abandonadas al costado de un canal de riego. Una de las niñas falleció por hipertermia.

 

El fiscal de Provincias, Adolfo López, informó el jueves que el padre que disparó en la cabeza de su hija de cinco años porque lloraba mucho, fue enviado al penal de San Pedro, de La Paz, con detención preventiva.

 

En la comunidad Santa Rosa del municipio de Coroico, un padre mató con un disparo en la cabeza a su hija de cinco años de edad, y luego enterró el cuerpo en su propiedad para intentar ocultar el crimen, informó el fiscal Adolfo López.

 

Una niña argentina de 8 años llamada Naiara Briones fue brutalmente asesinada en la ciudad española de Sabiñánigo, donde pasaba unos días en la casa de su abuela.

Las primeras investigaciones del caso determinaron que el acusado, luego de disparar a su hija, procedió a sepultar el cuerpo de la fallecida en uno de sus terrenos.