A 37 aumentó la cifra de muertos y 69 la de desaparecidos tras un mortífero incendio en el centro comercial ‘’Zimnaya vishnia’’ (Cerezo invernal), de la región rusa de Kemerovo. Entre las personas con paradero indefinido se cuentan unos 40 menores de entre dos y 13 años de edad, indicaron fuentes cercanas a la defensa civil, citadas por la televisión capitalina.

Las intensas lluvias en Bolivia dejaron por el momento ocho muertos y más de 15.500 afectados, los nueve departamentos están en alerta amarilla y naranja, mientras que los municipios cuantifican los daños económicos y materiales causados por las riadas, inundaciones y mazamorras, informó ayer el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru.

Fuerzas libias se enfrentaron a presuntos combatientes de Estado Islámico y mataron a tres de ellos cerca de un yacimiento petrolero operado por Waha Oil en el sudeste del país, informó el sábado un funcionario local.

 Un centro de cuidado de ancianos que sufría cortes de luz por el huracán Irma informó que ocho de sus residentes perdieron la vida, en medio de altas temperaturas que promedian los 30 grados, según informó ayer miércoles la alcaldesa del condado de Broward. Otros afectados fueron evacuados a un hospital y siguen en estado crítico.

Israel envió un contingente adicional de militares el sábado a Cisjordania y sus efectivos disiparon a una multitud de palestinos que arrojaban piedras en Jerusalén, mientras crecía la preocupación de la comunidad internacional por el brote de violencia más letal surgido en la región en años.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lamentó el viernes la muerte de dos jóvenes esta semana por disparos de militares durante enfrentamientos con manifestantes opositores, a cuyos dirigentes culpó de los hechos violentos que han dejado al menos 75 fallecidos en casi tres meses de protestas.

La crisis de adicción a los opioides que afecta hoy a Estados Unidos dejó más de 59 mil muertes en 2016, el mayor salto anual jamás registrado en el país, según difundió The New York Times.

Supuestos facciosos extremistas mataron a cinco soldados malienses en la conflictiva región norteña de Tombuctú, informó el gobierno, en tanto tropas francesas en el territorio neutralizaron a una decena de atacantes que huían.

Aunque con una sensible reducción de accidentes y de víctimas fatales, en Colombia la policía reportó hoy un balance de 78 muertes y 311 incidentes en las vías durante la Semana Santa.

Los heridos fueron llevados a un centro de salud de la localidad de Escoma.