Irán podría abandonar su acuerdo nuclear con las potencias mundiales “en unas horas” si Estados Unidos le impone nuevas sanciones, dijo el martes el presidente Hassan Rouhani.

El presidente iraní, Hassan Rohani, advirtió hoy que la nación persa adoptará medidas puntuales contra quienes incumplan con el programa nuclear sellado por Teherán y el G5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China más Alemania).

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, lamentó hoy que Estados Unidos cuestione el acuerdo nuclear alcanzado con Irán y otras cinco naciones en 2015.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dejó el lunes abierta la puerta para el diálogo con Corea del Norte, al decir que Washington estaba dispuesto a hablar con Pyongyang si ponía fin a una serie de recientes lanzamientos de misiles.

La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, mostró satisfacción con la marcha del acuerdo nuclear suscrito entre Irán y el G5+1, destaca hoy el sitio digital de Hispantv.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo el sábado durante su ceremonia de investidura para un segundo mandato que un revés en el acuerdo nuclear de Teherán con las potencias mundiales sería el suicidio político de Donald Trump y acusó a Estados Unidos de minar el histórico pacto.

El presidente Evo Morales anunció el martes la decisión de su gobierno de construir tres centros integrales de medicina nuclear en el país para detectar y combatir el cáncer con una inversión de más de 160 millones de dólares, centros que se edificarán en El Alto, La Paz y Santa Cruz.

El programa norcoreano de misiles avanza más rápido que lo previsto, dijo el martes el ministro de Defensa surcoreano, horas después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exigió a Pyongyang detener sus ensayos nucleares y de misiles balísticos y condenó un lanzamiento de prueba del domingo.

Un medio estatal norcoreano advirtió el martes de un ataque nuclear contra Estados Unidos ante cualquier señal de una ataque preventivo por parte del país norteamericano, una declaración que llega en momentos en que un grupo de barcos de la armada estadounidense avanza hacia el Pacífico occidental.

Westinghouse, la unidad estadounidense de energía nuclear de Toshiba Corp, se acogerá a una protección por bancarrota apenas tres meses después de registrar grandes excesos de costos, en momentos en que el conglomerado japonés busca limitar unas pérdidas que amenazan su futuro.