La Cancillería de Bolivia pidió al Gobierno chileno resolver el conflicto que los aduaneros, que impide el libre tránsito de la carga boliviana y genera gran preocupación entre los camioneros que tienen dificultad de acceder a los alimentos y agua. 

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) calculó que cada día se pierden 11 millones de dólares por los paros que constantemente se registraron durante el último año en Chile, como la última huelga de aduaneros que paraliza el flujo comercial con ese país.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó el viernes que el Gobierno trabaja en dos alternativas que, a mediano plazo, permitirán contrarrestar el paro de funcionarios aduaneros de Chile que afectan a Bolivia.

Gustavo Rivadeneira, dirigente de la Cámara Nacional del Transporte Pesado, informó que ya existen alrededor de 800 vehículos que ya están varados en la frontera con Chile debido al nuevo paro indefinido que realizan los aduaneros de ese país.   

El directorio nacional de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduana de Chile (ANFACH) anunció el inicio de un aparo nacional indefinido a partir de este miércoles por la vulneración de derechos laborales. 

El secretario general de la Federación Departamental de Choferes de La Paz Primero de Mayo, Rubén Sánchez, informó que su sector determinó suspender el paro de trasporte de 48 horas previsto para este miércoles y jueves, sin embargo ratifica el rechazo al decomiso de placas.

La semana pasada los choferes realizaron un paro de 24 horas para exigir a la Alcaldía que deje sin efecto las multas y el decomiso de placas a los choferes reincidentes.

 

El principal puerto colombiano del Pacífico, Buenaventura, cumple hoy una semana de paro cívico, sin que aún se llegue a acuerdos con el gobierno y en medio de la militarización desplegada para evitar más disturbios.

El alcalde La Paz, Luis Revilla, envío este jueves una misiva a la dirigencia de los choferes para invitarles a retomar el diálogo, previa entrega de un plan de cumplimiento de los compromisos asumidos por el sector.

El Ministerio de Salud y el Colegio Médico de Bolivia no ceden en sus posiciones y ambos se pusieron condiciones para reinstalar  la mesa de diálogo, mientras continúa el paro de 48 horas que se cumple este jueves.