Viernes, 20 Octubre 2017

Disculpándose por perder la mayoría de su Partido Conservador en una elección en junio, la primera ministra británica, Theresa May, respondió a sus críticos el domingo diciendo que tiene la estrategia correcta para dirigir al país y conseguir un acuerdo de “Brexit”.

El Gobierno de Reino Unido y la Unión Europea (UE) iniciarán mañana lunes una nueva ronda de negociaciones sobre la salida británica, o Brexit, donde debatirán recientes propuestas de la primera ministra, TheresaMay, confirmó hoy una fuente oficial.

Reino Unido propondrá el lunes la firma de un nuevo tratado de seguridad con la Unión Europea tras el Brexit para mantener e intensificar la cooperación y contener “las crecientes amenazas transfronterizas”.

Reino Unido pondrá fin a la libre circulación de trabajadores inmediatamente después del Brexit e introducirá medidas para reducir el número de emigrantes de la Unión Europea poco calificados, señaló un documento gubernamental filtrado y publicado el martes por el diario The Guardian.

Pionyang ha vuelto a criticar las maniobras conjuntas que están llevando a cabo Washington y Seúl en la península coreana, mientras califica de “títeres” a los gobiernos británico y australiano.

Reino Unido dijo que desea un acuerdo aduanero interino con la Unión Europea después del Brexit para permitir el tránsito más libre posible de bienes, pero también exigirá el derecho de negociar otros pactos comerciales, en un potencial obstáculo en las negociaciones de divorcio con el bloque.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea será el mayor desastre para el país desde la Segunda Guerra Mundial, dijo el miércoles el ex jefe de personal del ministro para el Brexit David Davis, pidiendo un nuevo movimiento político contrario al divorcio del bloque.

Estados Unidos y Reino Unido analizan hoy las bases para un eventual acuerdo comercial después del proceso conocido como Brexit, durante una visita que realiza a esta capital el secretario británico de Comercio Internacional, Liam Fox.

Los negociadores de Reino Unido y la Unión Europea dijeron que hallaron algo de terreno común al final de la primera ronda de conversaciones del Brexit, pero que sigue habiendo grandes diferencias sobre los derechos de los ciudadanos, mientras persiste la incertidumbre en temas financieros y fronterizos.

El ministro británico para el Brexit prometió el lunes “ponerse manos a la obra”, al inicio de la primera ronda de discusiones sobre el divorcio de la Unión Europea, pese a que el Gobierno en Londres parecía seguir dividido en torno a la postura más apropiada tras un año desde la votación en que el país decidió separarse del bloque.

Lo más leído hoy