La secuencia de los acontecimientos que tienen lugar en la República Bolivariana de Venezuela demuestran que la estrategia de la mal llamada “oposición democrática” es una conspiración sediciosa para destruir el orden democrático, arrasar las libertades públicas y aniquilar físicamente a las principales figuras del chavismo, comenzando por el mismísimo presidente Nicolás Maduro, su familia y su entorno inmediato. Los opositores están recorriendo metódicamente los pasos indicados por el manual desestabilizador de “no violencia estratégica” (¡sic!) del consultor de la CIA Eugene Sharp. No puede haber el menor equívoco en la interpretación de las criminales  intenciones de esa oposición y de lo que, si llegaran a triunfar, serían capaces de hacer. Si sus jefes lograsen involucrar militarmente a Estados Unidos en la crisis venezolana propiciando la intervención del Comando Sur –con la tradicional colaboración militar de los infames  peones de Washington en la región, siempre dispuestos a respaldar las aventuras de sus amos del Norte-  arrojarían una chispa que incendiaría la reseca pradera latinoamericana. Las consecuencias serían catastróficas no sólo para nuestros pueblos sino también para Estados Unidos que seguramente cosecharía, como en Girón, una nueva derrota en nuestras tierras.

En un video difundido en redes sociales se observa a un joven a quien caen a golpes un grupos de manifestantes de la oposición venezolana. Mientras lo agreden, le gritan "chavista", hasta dejarlo completamente casi completamente desnudo en el pavimento.

Miles de opositores tomaban el lunes algunas de las principales vías de Venezuela, sentados en el pavimento mientras jugaban cartas, leían o conversaban, en un “plantón” convocado como protesta contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La Comisión Internacional de Derechos Humanos en América (Cidh) alienta la violencia en Venezuela, denunció hoy Larry Devoe, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos de esta nación.

Miles de opositores marcharon en silencio el sábado en Caracas y otras ciudades de Venezuela exigiendo justicia por las muertes que ha dejado una nueva ola de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro,

Estados Unidos es, por lejos, el país de todo el mundo que consume la mayor cantidad de petróleo. Entre su enorme parque industrial,

Doce personas murieron la madrugada del viernes en zonas populares de Caracas, la mayoría electrocutadas, durante una nueva jornada de protestas antigubernamentales que derivó en saqueos, dijo el Ministerio Público venezolano.

Las tensiones se reactivaron a raíz de dos sentencias que emitió el Tribunal Supremo de Justicia contra la Asamblea Nacional, que controla desde 2016 la oposición. Los dictámenes fueron revertidos pero las protestas no han cesado.

El ministro para la Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, confirmó hoy que 54 niños fueron evacuados del hospital Materno- Infantil de El Valle, en esta capital, durante el ataque de grupos violentos de la ultraderecha.

En la madrugada de este viernes hubo más de cinco heridos de gravedad durante varios saqueos en la calle Cajigal de El Valle. Los hechos vandálicos se registraron desde la noche de este jueves hasta la madrugada de hoy. Alrededor de las 9:00 pm comenzaron a bajar personas de los barrios a esta calle y la avenida Intercomunal de El Valle con dudosas intenciones.

Lo más leído hoy