Evo carga sobre Chile mientras equipo de la demanda se enreda

Escrito por  Redacción Saltarija Dic 16, 2016

El presidente Evo Morales advirtió este lunes que Chile aplica una política de “economicidio” en contra de Bolivia a través de diferentes medidas que afectan de manera directa el desarrollo de la economía del Estado Plurinacional.

“Estoy casi convencido que quitarnos el mar, privarnos de la salida hacia el Océano Pacífico, imponernos impuestos en los puertos y otros que se mencionan es una política de economicidio de Chile”, aseveró.
Luego el Jefe de Estado hizo una analogía de “economicidio” con genocidio.
“Entiendo que economicidio es como genocidio y genocidio es un delito de lesa humanidad”, manifestó Morales durante su intervención en el acto de la presentación del libro “Bolivia: un país privado de litoral”.
Estas expresiones de Morales surgen mientras la demanda marítima de Bolivia en contra de Chile sigue su curso en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. A través de esta acción, el Estado Plurinacional busca “obligar” al país vecino a negociar una salida soberana al mar en base a los numerosos ofrecimientos realizados por los Gobiernos chilenos sin que eso haya sido garantía, pese a haber generado derechos expectaticios.
Asimismo, el Presidente lamentó que los gobiernos de turno en Chile no cumplan sus compromisos con Bolivia y tampoco escuchen las resoluciones de organismos internacionales o de personajes que expresan su apoyo a la demanda marítima boliviana.
En ese marco, incluso afirmó que el eslogan de Chile es: “Por la razón o por la fuerza”, sin embargo, “estamos en tiempos de por la fuerza de la razón, en tiempos de pueblos y no de grupos de élites”, agregó.
También dijo estar convencido de que en Chile el voto de su pueblo “es en vano” porque en realidad en ese país supuestamente no gobierna la derecha ni la izquierda, sino unos grupos de élite.
Por eso “no echo la culpa al pueblo chileno, sino estoy mucho más convencido de que unas cuantas familias, desde la colonia, desde la República y desde el siglo XXI, siguen dominando la economía del pueblo chileno”, agregó.
Tensión en el equipo boliviano
Esta semana el equipo boliviano, que hasta la fecha se había mantenido sólido y unido en torno al presidente Evo Morales, sumando a diferentes ex presidentes de Bolivia tuvo las primeras discrepancias.
Y es que el Agente de la Demanda, Eduardo Rodríguez Veltzé, ex presidente que hoy se desempeña como embajador plenipotenciario en La Haya señaló que la labor del otro ex presidente, Carlos Mesa, que hasta ahora ejercía la vocería oficial de la demanda, ya no era necesaria.  “La etapa en la que Bolivia tuvo un vocero itinerante (labor que hacía Mesa) concluyó y creo que fue una etapa exitosa porque Bolivia obtuvo una decisión de la Corte (Internacional de Justicia) muy favorable en cuanto a la jurisdicción, lo que sigue después y estamos en ello, es una etapa esencialmente de alegatos escritos, reservados, que no requieren la presencia o, por lo menos, la participación activa, diplomática como la que tuvimos en el pasado”, señaló Rodríguez Veltzé.
Pese a que el mensaje de Veltzé, a título personal como luego él aclaró, estaba centrado en la estrategia y en ningún momento señaló que Carlos Mesa estuviera fuera del equipo, sino que le concedía un rol menos importante luego de la exitosa primera fase, Carlos Mesa se dio por aludido y remitió rápidamente, al tiempo de pregonarlo por twitter, una carta al presidente Evo Morales en la que le pide explicaciones sobre su continuidad en el equipo, del que también forman parte otros ex presidentes como Tuto Quiroga o Jaime Paz Zamora.
Al día siguiente, el presidente Evo Morales lo ratificó en su cargo y el Gobierno cuestionó la susceptibilidad de Carlos Mesa

Carlos Mesa  
El candidato en la sombra de la oposición

Si bien el encontronazo con Rodríguez Veltzé es el más fuerte, no es la primera rencilla entre Carlos Mesa y el Gobierno a cuenta de su papel en la demanda marítima. Su rol como embajador, con el que ha visitado innumerables instituciones y países explicando el contenido de la demanda ha sido muy apreciado.
Carlos Mesa, quien asumió la presidencia tras la huida de Gonzalo Sánchez de Lozada en 2003 aunque candidateó como Vicepresidente independiente con el MNR, nunca ha dejado de estar en las apuestas para liderar un frente opositor conjunto. El Diario Página Siete lo colocó como único candidato capaz de ganarle a Evo Morales en segunda vuelta en una reciente encuesta.

Lo más leído hoy