Límites en el gimnasio

Escrito por  Gustavo Márquez Abr 21, 2017

T odos los que asistimos al gimnasio lo hacemos para conseguir un desarrollo muscular mayor y mantener una perfecta tonificación.

Cuando comenzamos a practicar deporte siempre lo hacemos para lograr una serie de objetivos que a priori nos marcamos, pero a medida que pasa el tiempo nuestros objetivos cambian, de modo que cada vez queremos más. Este hecho nos hace plantearnos si existen los límites a la hora de entrenar.
El preparador físico José Arciénaga explica que la forma de conseguir unos músculos más desarrollados es estimularlos a través del ejercicio. “El aumento de las cargas y el ejercicio habitual son la base para lograrlo. A medida que conseguimos más masa muscular es necesario que sigamos aumentando las cargas para lograr así un mayor desarrollo y seguir evolucionando, pero siempre racionalmente”, manifiesta.
El problema radica en que para muchos el proceso de crecimiento muscular no termina nunca, y acaba por convertirse en algo que se vuelve obsesivo y que copa todo el centro de la vida. “No tener límites a la hora de conseguir un crecimiento muscular desproporcionado viene dado principalmente por una percepción errónea de nuestro cuerpo, la proporción es fundamental, y se tiene que corresponder con nuestra talla”, recomienda el entrenador.