Patologías mamarias

Escrito por  Gustavo Márquez Ago 11, 2017

Elías Vidaurre  Médico
Una revisión puede salvar vidas
La glándula mamaria se origina en la profundidad de la piel; se desarrolla en el inicio de la adolescencia, y su crecimiento será acompañado por la piel que se adaptará a las nuevas formas y tamaños. Además, los estímulos hormonales de la menstruación, embarazo y maternidad, los tratamientos hormonales y la obesidad, provocan el aumento de su tamaño.

Concejo médico
Los senos forman parte de la identidad de la silueta femenina. Desde la pubertad en adelante, van desarrollándose hasta alcanzar el tamaño y la forma de cada mujer en particular. Son bellos y también fuente de alimento en la época de alimentar a un bebé, atributo que las mujeres compartimos con todas las hembras de los mamíferos.
Casi el 50% de los cánceres de mamas se desarrollan en mujeres sin indicios que indiquen algún tipo de riesgo. Sin embargo, hay elementos que juegan un papel importante en cuanto a probabilidad de desarrollar la enfermedad, como la edad (el 80% de los casos se dan en mujeres de más de 50 años), los factores genéticos (antecedentes familiares) y el no haber tenido embarazos. Además, inciden el consumo de anticonceptivos orales, haber realizado terapia de reemplazo hormonal y el alto consumo de alcohol.
Un seguro control de mamas es un tema delicado y al que, sin embargo, debes prestarle mucha atención durante tu vida. Biológicamente, la mama es una glándula sudorípara modificada y su función primordial es la producción de leche para amamantar. Así, los pechos mantienen un volumen considerable, que aumenta aproximadamente un tercio durante los períodos de lactancia.
El examen manual es muy útil para detectar posibles bultos o dolores inusuales