En Tarija se registraron 15 denuncias contra juzgados

Escrito por  Roberto Patiño / El País eN Ago 01, 2016

En el marco de las tareas de control y fiscalización que realiza el Consejo Nacional de la Magistratura para ver el desempeño de jueces vocales y funcionarios de apoyo judicial, en el último semestre se realizaron 250 inspecciones de juzgados en todo el país, entre los cuales se encontraron en Tarija 15 denuncias en el área jurisdiccional y 10 en la parte administrativa.

En el caso de Derechos Reales, fueron alrededor de 10 denuncias que fueron derivadas al juzgado sumariante para que establezca la sanción que corresponda.

Faltas

Según la miembro del Consejo de la Magistratura, Wilma Mamani Cruz, la falta más común y grave que cometen los jueces es el incumplimiento de los plazos procesales y la mayoría de las denuncias de la población son por la suspensión de audiencias.

En estos casos, cuando se recibe una queja, el Consejo del Magistratura remite la denuncia ante los jueces disciplinarios para que otorguen la sanción correspondiente, mientras que en los casos de delitos cometidos por autoridades judiciales o administrativas, estos son puestos en consideración del Ministerio Público, que es la instancia que se encarga de la investigación.

Mamani subrayó que la principal tarea de la Sala de Control y Fiscalización es prevenir y evitar posibles hechos de corrupción. De acuerdo a las faltas cometidas, unas denuncias son remitidas al área disciplinaria, otras, como el prevaricato, son enviadas al Ministerio Público porque ya se constituye en un delito.

También apuntó que otra falencia encontrada son las conminatorias, explicó que los jueces no las realizan para que el Ministerio Público establezca la acusación en un determinado caso o aplique el sobreseimiento, por lo que recomendó a estas dos instancias coordinar mejor en este sentido.

“La Sala de Control y Fiscalización no tiene el objetivo de hacer una persecución a los jueces –sostuvo-, esta existe para coadyuvar en la aplicación de la justicia, acompañada con políticas de prevención y capacitación”.