DEL LIBRO “JOYEL” DE NELLY CASAL DE GARAY

Escrito por  Oct 13, 2013

EL LIBRO

Al mejor amigo
sabio y elocuente,
lo busco en un libro
palabra prudente.

Habla por los ojos,
deleita el sentir;
cultiva la mente
enseña a vivir.

MI ESCUELITA

Cual las abejitas
a su colmenar,
quiero a mi escuelita
mi segundo hogar.

Bullicioso enjambre
en pos del saber,
el néctar gustamos
del dulce vergel.

EL ASEO

Burbujitas de agua,
globos de jabón,
jugando me baño
doy un chapuzón.

Me peino y cepillo,
me arreglo el rosón,
me voy al colegio
limpio y coquetón.

PATRIA

Patria corno madre
hay una sola;
por ella ofrecemos
vida y muerte

Mi corazón desborda
cual torrente,
cuando te siento
Patria, amenazada.

CAMPANITA

Campanita colegial,
mi buena amiga parlera,
tu alegre repiquetear;
badajo del corazón.

Siento tu tañer lejano,
eco travieso y burlón;
cantarina y bullanguera,
te añoro con emoción.

A COLON

El genio de Colón
llegó muy lejos;
donde hoy florece
un Mundo Nuevo.

América nació
tras la aventura,
que a muchos sabios
pareció locura.
MADRE

Me miras mamita,
me arrulla tu voz,
reflejan tus ojos
la imagen de Dios

Llevas junto al hijo
la gloria y la cruz,
cual la santa Madre
del dulce Jesús

MI TROMPO

Tengo un trompo de colores
bailarín y resoplón,
run-run dice despacito
cuando tiro del cordón

En la cuenca de mi mano
va el cucarro barrigón,
danzando en un solo pie
cual viejito sofocón.

PICAFLOR

Turista de los jardines
rayo fugaz de colores,
con tu trémulo vaivén
en un columpio de flores.

Con la aguja de tu pico
ingeniero en miniatura,
haces palacios colgantes
de liviana arquitectura.

RETOÑITO

Del tronco paterno
soy un retoñito,
de una vida nueva,
soy brote de amor

Papá con mamita
me dan su dulzor;
sazonado el fruto
maduro del sol.

GRILLO TROVERO

Serenatero el grillo
trovero trasnochado;
pulsa la nota aguda
de timbre musical.

Templa y destempla cuerdas,
alegre canturrero,
con su cri-cri sonoro
en la noche invernal.

EL CAMELLO

Un viejito jorobado
viajando por el desierto,
en su larga caravana
a cuestas con su alimento.

Su alforja de provisiones
lleva en su giba gravosa.
Camellito peregrino,
jorobita milagrosa

EL ASNO

Calladito y consecuente
cumples tu tarea puntual,
ayudando al campesino
desde tiempo inmemorial.

Allá en la huida a Belén
de ti nos cuenta la historia;
llevar carga tan sagrada,
debió llenarte de gloria

OTOÑO

El sol palidece
comienza la trilla,
todo se entristece
en la alegre campiña.
Resoplando helado
con su haz de gavilla,
se pone el Otoño
su capa amarilla.

ARCO IRIS

Sol y lluvia se asociaron
en un encuentro casual,
y en el espacio pintaron
un arco iris triunfal.

Yo contemplo embelesado
el fenómeno sideral
y destaco alborozado,
mi bandera nacional.

SOL

Sol te levantas temprano
cual un reloj sideral,
con tu disco luminoso
alumbras siempre puntual.

Te rindió culto un imperio,
en sus templos de esplendor;
te lloran en cada ocaso
tristes vírgenes del Sol.

DESPERTAR

Un rayito de luz clara
ingresó por mi ventana;
como un amigo travieso
me despierta en la mañana.

Tibiecito y cariñoso
me acaricia la mejilla,
yo me incorporo al instante
saludando al nuevo día.

SIEMBRA DE AMOR

Como un botoncito
tierno y delicado,
con amor me cuida
mi buena mamá.

Como un pimpollito
suave y perfumado,
me quiere y protege
también mi papá.

Mi maestra completa
la siembra de amor;
cultiva en el alma
la más bella flor.

SUEÑO MAGICO

Volátil sobre una nube
una nube de color,
voy viajando rumbo al cielo;
con mi brújula de amor.

Alumbra mi travesía
una lámpara de sol,
iluminando a mi antojo
con su mágico fulgor.

Colgado ya de una estrella
en mi viaje voy ansioso,
¡Despierta!... dice mi madre,
Oh... que niño fantasioso.

VILLANCICOS

Naciste mi niño
llegaste mi sol;
envuelto en pañales
de suave arrebol.

La luna te acuna
con su blanco albor,
mi tierno capullo
mi divina flor.

Blasón ni linaje
guarda tu portal,
vamos a adorarte
todos por igual.
MI GATO

Como un niño aseado
en la mañanita,
mimoso mi gato
lava su carita.

Afila sus uñas,
se arregla el bigote;
su pelaje alisa
pulcro mojigato.

Bien acicalado,
lindo y relamido;
recibe minino
su baño de sol

Cazador avieso,
de esos picarones;
mata de un zarpazo
ágiles ratones.

ARBOL BENDITO

Como asceta en mística oración,
musitas tu ferviente letanía;
no le pides placeres a la vida
y te elevas hacia la perfección.

Floreciente tu copa perfumada
resguarda el nido en joyel secreto;
refugio musical, arca de trinos,
del alba en la plegaria matutina.

Tu sombra es alivio en las fatigas,
tus flores un deleite a la mirada;
en frutos sazonados das sustento
y el aire con tu oxígeno depuras.

El viento sembrador esparce el polen
y la prolífica semilla que germina.
Eres la bendición que el Creador echa,
prodigando de frutos la cosecha.

Quién quisiera tener múltiple vida
y renacer en cada primavera,
con nuevos brotes, flores, frutos;
que nos brinda tu savia bendecida.

SIEMBRA

El sudoroso brazo del labriego
en prolífico surco abrió la tierra,
pulsando en el arado la esperanza
del múltiple milagro en prietas eras.

Crepitan en el surco los terrones,
abierta ya la entraña a la simiente;
caerá el grano que ovulará la tierra,
en la preñez de nuevas mutaciones.

Marca el tiempo su calendario añejo,
entre fase y fase de la luna,
la telúrica fuerza rompe el grano
del nuevo alumbramiento que germina.

Del minúsculo embrión se abren las yemas,
en el grávido surco amanecido;
al verde renacer de vidas nuevas,
florece la esperanza en frutos plenos.

LA ACEQUIA

Grácil, ligera y airosa,
cantarina, vienes fresca;
en desbordes de alegría,
se estremece tu corriente

Con ondulante cadencia
diluyes hebras de plata,
engarzando claras perlas
en collares de esperanza.

Sed y fuego vas calmando,
es tu coloquio de amores;
embelesada de trinos
y perfumada de flores.

Ebrio en rocío y aguamiel,
embebido en tus laderas;
serenatero de estrellas,
el grillo trasnochador.
En tu clara transparencia
el sol dibuja en fulgores
la abstracta policromía,
cual paleta de pintores.

Vas bogando juguetona;
te escurres cerril, arisca
tintineando en la pendiente,
por tu cauce de arenisca.

PASCUA CHAPACA

Entre los arcos fragantes
rasga el arco del violín,
con su compás zigzagueante
movedizo y musical.

Danzan las mozas chapacas,
en remolino de ruedas;
tallo florido su cuerpo
mecen cimbreantes de gracia

Rosa pascua de amaranto,
luce coqueta en la oreja,
junto a la flor de su cara
pues compiten en belleza.

Vuelan tonadas al aire
como calandrias heridas,
trenzando entre contrapuntos
amor, odio y esperanza.

Es la pascua amanecida
coplera con voz de ancestro,
trashumante, aguardentosa.
¡Es feliz resurrección!

EL GALLO

Es cantor y enamorado,
campechano y peleador,
va desafiante y altivo
con aires de gran señor.

Con su encendido penacho
arrastra el ala galante;
es Don Juan empedernido,
en las lides del amor.

En duelo de picotazos
cacheteando al contendor,
en disputas y alegatos,
es un truhán y emperador.

El sultán del gallinero
tiene un Edén bullicioso,
cual cantor tierno y amante,
es un gran madrugador.


Del libro: “JOYEL”
de Nelly Casal de Garay
Editorial Universitaria.
Tarija – Bolivia. 1998