Gobierno firma nuevo acuerdo con guaraníes

Escrito por  Jul 04, 2010

ABI

Los pueblos indígenas guaraníes del sureste de Bolivia firmaron un convenio con el Gobierno que garantiza la atención de diferentes carteras de Estado a un conjunto de demandas que, a su juicio, restablecen sus derechos de acceso a la tierra, apoyo a la producción y desarrollo y el cuidado del medioambiente, entre otros.

"El compromiso político al que se ha llegado en este momento, el cual también ha sido respaldado con la firma de cada uno de los ministerios, significa que el pueblo Guaraní tiene una política clara y bien marcada de que a partir de ahora debemos mejorar mucho más la relación de trabajo con el Gobierno nacional", dijo el presidente de la Asamblea de los Pueblos Indígenas Guaraníes (APG), Celso Padilla.

El dirigente guaraní rubricó ese documento en el Salón de los Espejos de Palacio Quemado, junto al presidente Evo Morales y varios ministros de Estado.

Entre las demandas de la APG está la dotación de tierras, proyecto de producción de alimentos, perforación de pozos de agua, cumplimiento de normas medioambientales en la explotación de los recursos hidrocarburíferas que existen en esa región y respeto a las autonomías indígenas.

"Nosotros reconocemos como gobierno a nuestro hermano Evo Morales, al hermano Vicepresidente (Álvaro García Linera) y todos sus ministros que le apoyan para hacer una buena gestión para todos los bolivianos", argumentó Padilla.

Agregó que el pueblo guaraní ha optado por el diálogo y no por encender conflictos, al señalar a la marcha de la Confederación de Pueblos indígenas del Oriente de Bolivia (CIDOB), que todavía rehúye a discutir con el Gobierno sus demandas.

"Como líderes nosotros debemos liderizar en base a diálogo, resolver los problemas no hacer problemas, porque no es el líder quien provoca y pueda incitar a problemas", dijo al pedir al CIDOB y al Gobierno "hablen sin condiciones".

Por su parte, el Jefe de Estado, aseguró que existen buenas relaciones entre el Gobierno y los movimientos sociales, porque la lucha no es para un sector sino para todo el pueblo boliviano.

"Así como ustedes han constado, cada día, cada semana el Palacio está abierto para asumir este diálogo", afirmó Morales.

No obstante, explicó que cuando las demandas son "anticonstitucionales" y sólo para favorecer a un sector, primero "hay que pensar en Bolivia".

El Gobierno considera que algunas demandas del CIDOB sobrepasan el marco de la Constitución y que algunos de sus dirigentes en vez de buscar el diálogo, prefieren ahondar el conflicto y publicitar esa marcha que comenzó casi dos semanas atrás en la ciudad amazónica de Trinidad (Beni) con el objetivo de llegar a La Paz, sede del Poder Legislativo.

"Con paciencia y con esfuerzo podemos entendernos", subrayó el Jefe de Estado, al señalar que las reuniones sobre una mesa pueden tardar, pero siempre posibilitan un mayor entendimiento para hallar los mecanismos que se requieren para resolver un problema.