Fernando Arduz fue galardonado con el premio “Eduardo Abaroa”

Escrito por  ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN Mar 26, 2015

Por segunda vez, el maestro de música, Fernando Arduz Ruiz, recibió el premio plurinacional 2014 “Eduardo Abaroa” -en su cuarta versión- al mejor arreglo de música folklórica para orquesta sinfónica.

El objetivo del concurso es incentivar, fomentar y contribuir a la revalorización de las diferentes expresiones artísticas-culturales.
Contento por el galardón, Arduz contó que esta categoría fue incorporada desde la anterior versión a de la Orquesta Sinfónica Nacional, en La Paz, y se trata de hacer un arreglo de música folklórica que comprenda toda la plantilla de los instrumentos folklóricos con los que cuenta esa Orquesta.

Sencillez
Para participar del evento, el músico hizo un arreglo de una selección de la obra, “Vida, Pasión y Muerte de Juan Cutipa” de Alfredo Domínguez. “Los temas de guitarra los pasé a la Orquesta Sinfónica”, explicó con la sencillez que da la maestría en el arte que cultiva. El acto de premiación se realizó el pasado 23 de marzo en La Paz.
En el Premio Eduardo Abaroa 2013, cuyo acto se realizó en diciembre de 2014 en el patio de la iglesia San Felipe Nery en Sucre, el galardón lo recibió en la misma categoría con un arreglo que hizo sobre un taquirari de Gualberto rojas, “Guadalquivir”. La versión que elaboró complementa la melodía de Guadalquivir con la música de cinco fiestas tarijeñas.
El premio plurinacional Eduardo Abaroa 2014 tuvo la participación de 84 personas postulantes en las nueve categorías, generales: Artes Plásticas, Artes Populares, Artes Originarias, Artes Escénicas, Artes Audiovisuales, Artes Visuales Digitales, Artes Musicales, Investigación y Periodismo Cultural. Dentro de cada una existen diferentes especialidades.
Entre sus trabajos más destacados se encuentran el rescate y transcripción al pentagrama de las composiciones más representativas del guitarrista tupiceño Alfredo Domínguez (Libro XIV de la colección Compositores Bolivianos, ed. Música Mundana Maqueda S.L., Tarija, 2002).
Con Ricardo Ávila Castellanos dirige El Cántaro, suplemento cultural de El País eN y gracias al mecenazgo de los esposos Jan Stahlie y María Teresa Rivera de Stahlie, fueron publicadas sus obras y estudios para guitarra (Libro XV de la colección Compositores Bolivianos, ed. Luis de Fuentes, Tarija, 2004) y uno de sus conciertos de guitarra, grabado en un disco compacto titulado Paisajes.
Además, entre su producción se encuentran: los libros para Guitarra N° IX, XIV y XV de la Colección Compositores Bolivianos: “Música Boliviana para Guitarra” (1993), “Alfredo Domínguez, Obras para Guitarra” (2002), “Pequeñas Obras y Estudios para Guitarra” (2004); el CD “Fernando Arduz Ruiz. Música Boliviana para Guitarra” (2000) y recientemente, el CD con arreglos de música boliviana para guitarra, “Paisajes” (2013). El libro “Música y Cantos Tradicionales de Tarija” (1999) en coedición con Lorenzo Calzavarini.
En trabajo conjunto con su hija Adriana, elaboró el CD interactivo “Enciclopedia de Música Chapaca” (2008). Con la Orquesta de Cámara “Tarija” el CD “Tarija y su Música” (2009). El libro “Instrumentos Musicales tradicionales de Tarija. Provincia Cercado” (2012). En preparación el CD “Música para Cristo” en dúo de flauta dulce y guitarra, con su hijo Pablo.

El recorrido de Arduz a través del mundo

Ha dado conciertos como solista e integrando diversas agrupaciones de música culta, popular y folklórica en Bolivia, Argentina y España. Sus composiciones y arreglos han sido estrenados e interpretados en España (dúo Alfar), Alemania (Trío Arabesque), Japón (Gentaro Takada), Argentina (Camerata Lyrum) y Bolivia (Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta del Conservatorio de La Paz, Orquesta de Cámara “Tarija”, Grupo Enarmonía, Coro Polifónico Universitario de Tarija, y varios guitarristas bolivianos).