Especialista advierte falta de estrategias para el uso del agua

Escrito por  NILX R. CASTILLO G./EL PAIS eN Jul 03, 2015

Luis Acosta, profesional con experiencia en la rama agroforestal, considera que en el departamento existe mucha más agua de la que se requiere pero no se la aprovecha de la mejor manera. Asegura que no existe un asesoramiento ni un entendimiento entre los administradores y usuarios del agua, indica que es necesario trabajar con dos aspectos importantes como son el conocimiento y la tecnología.

“El recurso humano y el conocimiento es determinante, hay países que no tienen ni un 10 por ciento del agua que tenemos en Tarija pero tienen similar o mayor producción”, dijo.
Acosta propone la cosecha de agua con biorremediación, que consiste en utilizar microorganismos, hongos plantas o las enzimas derivadas de ellos para volver un medioambiente contaminado a su condición natural, de esta forma el agua almacenada puede ser perdurable en el tiempo e incluso apta para consumo humano. Otra de las propuestas del especialista es el trasvase de cuencas, tomar el agua de las cuencas altas o nacimientos de ríos y canalizarla hasta donde es más necesaria. Pero lo más importante es el uso racional del agua, indica que en Bolivia un 80% de los productores practican el riego por inundación, un método que desperdicia el agua y daña el suelo forestal. Por ello es necesario el riego tecnificado.  
El ejecutivo de la Subcentral Campesina de Cercado, José Soruco, ha evidenciado el descenso de las aguas en los afluentes o vertientes de la zona, cree que no existen políticas para el buen aprovechamiento del agua y que la gente no sabe cuidar las riberas. Esperan que se solucione el tema administrativo en la Gobernación para poder iniciar trabajos y gestiones para cuidar el recurso agua.  
“Nosotros consideramos que la deforestación, la contaminación y la falta de atención de las autoridades ha hecho que los ríos se vayan secando, no existen políticas y asesoramiento profesional para que uno pueda administrar bien el agua”, concluye.
Alejandro Romero, director de la Oficina Técnica de los Ríos Pilcomayo y Bermejo, sostiene que el calentamiento global es uno de los factores para que los afluentes hayan disminuido sus caudales e incluso en algunos ríos ya no haya agua sino es temporada de lluvia.
Como ejemplo de que el cambio climático está ocasionando un efecto negativo, Romero recordó que antes la temporada de lluvias duraba varios días y era menuda pero persistente, sin embargo, ahora se registran lluvias torrenciales que provocan desbordes y desastres naturales.
Romero aseguró que esa Dirección trabaja en proyectos de captación de agua como ser diques, represas, canales de riego y obras que tienen el objetivo de preservar el líquido elemento. Aseveró que se tienen resultados positivos en los trabajos que llevan adelante, sin embargo, dijo que son conscientes de la reducción de los caudales y recomiendan ser prudentes al momento de hacer uso del agua, además de comprometer el trabajo con miras a la cosecha de ese recurso.
Por su parte, el secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación anunció que trabajará en un plan para mejorar el uso del recurso hídrico.
“Este programa que proponemos será una de las prioridades de la Secretaría para poder tener una mejor administración de los recursos departamentales”, indicó.

Barrientos propone tecnificar el uso del agua

Fernando Barrientos, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación, cree que el sector productivo debe pensar en aprovechar el agua de las lluvias, como principal dosificador. Propone implementar el programa departamental de siembra, cosecha, almacenamiento y uso eficiente del agua para abordar de forma integral y perdurable en el tiempo el factor de agua para riego, considera que se debe descartar el método de riego por inundación y tecnificar este aspecto.