Imprimir esta página

Por el delito de tentativa de biocidio: Dan sustitutivas a hombre que disparó a un perro

Escrito por  SAÚL CARDOZO/ EL PAIS EN Jun 17, 2016

El juez de Instrucción Cautelar Cuarto en lo Penal, Juan José Torrejón, luego de realizar la valoración de toda la documentación y pruebas presentadas por el Ministerio Público y la defensa del imputado, 

resolvió dar medidas sustitutivas a la detención preventiva a un sujeto quien disparó con perdigones a un perro cuando este se encontraba en su casa.
El fiscal de materia, Carlos Oblitas, informó que se cauteló a una persona de sexo masculino quien hubiera disparado con un arma no convencional de aire comprimido, con lo que  lesionó y generó un acto de biocidio en grado de tentativa contra un perro.
“El imputado disparó en el cuello a un animal de propiedad de una familia y le ha propiciado una lesión que probablemente le hubiera causado la muerte si no sería por la intervención oportuna de los médicos veterinarios”, dijo.
Asimismo, resaltó que los hechos están calificados por una ley especial, que es la de protección contra los animales y por ello, el sujeto que causo el daño, mereció una imputación formal por un hecho en flagrancia.
“A la persona se le encontró momentos después de haber disparado contra el animal y fue puesto a disposición del juez cautelar, quien ha dispuesto las medidas sustitutivas a lo marco por lo requerido por el Ministerio Público”, añadió.
Indicó que no hay mucho que investigar en la causa y por ello se ha otorgado el procedimiento inmediato y en los próximos días se emitirá un requerimiento conclusivo respecto a la causa.
“Las investigaciones señalan que él estaba en su casa y desde ahí disparó a la casa del vecino con una malicia intentó matar al animal, probablemente por una pelea que tuvo con el dueño”, manifestó.
El biocidio como delito está establecido en el artículo 10 de la Ley para la Defensa de los Animales contra Actos de Crueldad y Maltrato. La norma sanciona a los agresores con dos a cinco años de cárcel y con un tercio más de la pena máxima cuando se mata a más de un animal.