Cae tenue lluvia y nieve después de un año en zona alta

Escrito por  JESÚS R. CARDOZO G./EL PAÍS EN Dic 04, 2016

Después de un año de sequía, los municipios de Yunchará y El Puente recibieron el pasado viernes la primera lluvia de la gestión que cayó con algo de nieve. Esto permitió de alguna manera alimentar las fuentes de agua potable, lagunas y también de los riachuelos de las zonas de Tomayapo, Paicho, Iscayachi y el rio San Juan del Oro.

Esta información la dio  conocer la asambleísta departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS), Sara Armella, quien informó que después de un año volvieron los aguaceros a  la zona alta, los valle bajos de El Puente y algunas comunidades de Yunchará.
“Si bien estas primeras lluvias son satisfactorias para nuestro municipio y beneficia a nuestros productores, el problema de la sequía sigue latente  en la segunda sección de Méndez, con la falta de agua para el consumo de la población, ganadería y los cultivos agrícolas”, explicó.
Mientras tanto, el ejecutivo de la central de campesinos de El Puente, Osvaldo Fernández, indicó que esta primera lluvia en su municipio permitirá que brote algo de pasto en los cerros de las diferentes comunidades y así se tendrá forraje para el ganado caprino, ovino y vacuno en la época de invierno del próximo año.
Además, informo que la llegada de los primeros aguaceros, permitirá este mes de diciembre, a  varias familias campesinas de la zona alta sembrar algo de papa y maíz al temporal en las serranías.
Entre tanto los pobladores de los cantones de Tomayapo y Paicho esperan que que sus ríos puedan tener agua hasta fin de año, caso contrario la producción de durazno, nuez, uva y otros se perderán en 100 por ciento.