Especies arbóreas más comunes de la zona ganadera del Chaco (Prov. Gran Chaco-Depto. Tarija) que sirven de alimento al ganado

Escrito por  Ene 29, 2017

Ing. Martiniano Coro R

INTRODUCCION
En la zona del Chaco Alto las ramas y frutos de varias especies son considerados como forrajes especiales de “ramoneo”. Dada su importancia en zonas secas c donde escasean los pastos, merecen cierta atención el estudio de aquellos que son apetecidos por los animales.
En estas zonas chaqueñas, por su escasa y estacional precipitación pluvial se presenta un período crítico (invierno y parte de primavera) en la provisión de alimento para el ganado a partir de forrajeras naturales, teniendo el chaqueño que recurrir a la vegetación arbórea para poder salvar esa difícil situación.

Los ganaderos de estas zonas conocen de una manera práctica el valor de la vegetación arbórea en la alimentación de los animales.
En el presente trabajo se ha tratado de reunir las especies más comunes de la zona indicada, proveedoras de forrajes, especificando en cada caso la parte vegetativa y el estado de la misma en que es apetecida por los animales. Además el contenido proteico, a fin de tener una idea más aproximada del valor alimenticio de éstos.
REVISION BIBLIOGRAFICA
Existen pocos antecedentes bibliográficos locales y más que todo son informes generales de los técnicos del Ministerio de Agricultura. Existen antecedentes bibliográficos de zonas aledañas al Chaco, es decir del Chaco Argentino.
Teodoro Meyer (1956) botánico del Instituto Miguel Lillo que hizo varios recorridos por el Chaco juntamente con el autor, menciona una serie de especies arbóreas cuyo follaje y fruto son bien comidos por el ganado vacuno.
Ruiz Pantoja (1966) en su informe sobre ganadería chaqueña manifiesta que en estos lugares de escasas lluvias las vacas lecheras aumentan la calidad y cantidad de leche con suplemento de vainas de algarrobo.
Horacio Díaz (1968) indica que en las zonas ganaderas del Chaco Salteño (Rep. Argentina) una serie de árboles cuyo follaje y frutos son bien comidos por el ganado y menciona además el análisis químico y valor nutritivo de estas especies.
A. Torres Romero (1975) veterinario, menciona una serie de especies arbóreas del Chaco, cuyo follaje y frutos apetece el ganado y consulta con el autor su determinación botánica.
José María Lino (1978) ganadero chaqueño, manifiesta que sus animales engordan en la época de “fruta”, aludiendo al algarrobo, chañar y mistol.
METODOS Y MATERIALES
Estas investigaciones se realizaron desde el año 1978 y actualmente seguimos haciéndolo en la parte correspondiente a análisis químico de varias especies.
Se han recorrido estas zonas en los meses secos de julio a septiembre y octubre. Las observaciones efectuadas sobre las preferencias del ganado por las distintas especies fueron realizadas por el autor y en especial se visitaban aquellas propiedades cuyos dueños estaban dedicados a la cría de ganado, practicándose allí mismo las observaciones.
Se recolectaban muestras de estas especies y se mandaron al Instituto Miguel Lillo (Tucumán - Rep. Argentina) aquellas de difícil identificación.
El material de estudio son las diversas especies recogidas y los lugares recorridos: Chimeo, Palos Blancos, Choere, Busuy, El Porotal, Laguna Hedionda, Puerto Margarita, etc. todos estos correspondiente al Chaco Alto.
DESCRIPCION DE LA ZONA
Comprenden un área muy seca del Chaco, entre los 800 mts. sobre el nivel del mar (Cuesta de Chimeo) hasta unos 550 a 600 mts. en la orilla del río Pilcomayo, abarcando las localidades antes mencionadas en una superficie aproximada de unas 80.000 Has. (20 Km. por 40 Km), donde se cría ganado vacuno en especial, caballares, cabras y ovejas. Tomando en cuenta la superficie indicada de 80.000 Has. y la población ganadera a base de ganado criollo, tenemos el siguiente cuadro que nos indica una explotación extensiva:

Area utilizada Has.    800  Has.
Receptividad /Ha./cabeza.    20 Has/cabeza
Población cabezas    4.000
Porcentaje extracción    10
Número de cabezas producidas    400
Ton. métricas (180 Kg/cabeza)    72 Ton.
La baja receptividad está también influida por la carencia de agua en la zona.
Fitogeográficamente esta zona comprende la margen derecha del río Pilcomayo correspondiendo a las regiones de Baja Montaña en su sector árido, es decir con montes xerofíticos y mixtos de quebrachales, mistolares, choracales y espinillares.
Ecológicamente estos montes constituyen una comunidad climático-climáx, es decir equilibrado tanto en el suelo, clima como la vegetación, y cobijan en su estrato inferior caraguatales (Bromelia serra), hierbas diversas y pastos de los géneros: Setaria, Aristida, Stipa, Andropogón, Pennisetum, Eragrostis, Panicum y Chloris. Estas especies de pastos así como las hierbas aparecen después de las lluvias de septiembre y terminan su ciclo anual en la estación seca y fría de junio. Corresponde por lo tanto, según su naturaleza de la cubierta vegetal a los pastizales de matorral desértico y de estepas de arbustos, caracterizados por ser de menor tamaño, en comparación con los pastizales de los bosques y sabanas del oriente boliviano, que son más altos y densos.
RELEV AMIENTO DE LAS ESPECIES ARBOREAS RECOLECTADAS
ACACIA AROMO.- (tusca) Gilí ap. H. et. A. (Leguminosas)
Son bien comidas las hojas verdes y frutos maduros por el ganado vacuno, ovino, caprino, equino, mular y asnal. Posee un alto contenido de proteínas en hojas y frutos.
ACHATOCARPUS PRAECOX.- Gris (Achatocarpáces). Especie poco distribuida, en el sotobosque, en forma rala. Las hojas verdes son comidas por el ganado vacuno, ovino, caprino, equino, mular y asnal. Su composición química pone de manifiesto alto contenido proteico.
ALLOPHYLUS EDULIS.- (St. Hil) Radlk. var: rosae. Chal-chal (Sapindaceas). Especie poco abundante. Sólo en los lugares de cañadones húmedos. Las hojas verdes y frutos maduros son apetecidos tanto por el ganado vacuno como por el caballar y asnal. Su valor nutritivo es más bajo que Achatocarpus.
CAESALPINA PARAGUARIENSIS.- (D. Parodi. Burk.) Guayacán o algarrobilla (Leguminosas). Especie ampliamente distribuida tanto en los lugares altos como en los bajos, especialmente en terrenos duros. Las hojas verdes y frutos maduros son muy apetecidos por el ganado en general, especialmente el vacuno. Sus frutos poseen bajo contenido proteico, mientras que sus hojas presentan alto porcentaje de proteínas.-
CELTIS TALA (Wedd) Mig. Tala o chichapí. (Ulmáceas). Especie abundante en cañadones secos y húmedos. Es del sotobosque. Sus hojas verdes y secas son comidas por el ganado vacuno, ovino, caprino, mular, asnal y equino. El análisis revela alto contenido de proteína.
STENOCALIX MICHELI (Lam.) Berg. Arrayán (Mirtáceas). Abunda en el soto-bosque de los cañadones húmedos. El ganado vacuno, ovino, caprino, equino, mular y asnal comen bien las hojas verdes, secas y frutos maduros. Posee alto contenido en fibra y proteína.
GEOFFRAEA DECORTICANS (Hock et Arn). Burk. Chañar (Leguminosas) Los frutos son apetecidos por los vacunos, ovinos, equinos, caprinos, mulares. De bajo contenido proteico y alto en fibra cruda. Se encuentra distribuido en terrenos arenosos altos y bajos, especialmente en los bañados del río Pilcomayo.
PIPTADENIA MACROCARPA Benth. Cebil colorado o curupaú (Leguminosas). Bastante distribuido en los lugares altos y terrenos duros. Forma parte de la vegetación arbórea dominante. El ganado en general como bien las hojas verdes. El análisis revela alto contenido en proteínas.
PROSOPIS ALBA (GRIS) Y PROSOPIS NIGRA (Gris) Hier. (Algarrobos) (Leguminosas). Especies ampliamente distribuidas en los lugares altos de terrenos duros y en los arenales donde encuentran en formaciones puras de “algarrobales”. Los frutos maduros son muy apetecidos por los vacunos, ovinos, caprinos, equinos, mular y asnal. Las hojas en menor grado. Los análisis revelan buenas condiciones nutritivas.
RUPRECHTIA LAXIFLORA.- Gris. Virarú. (Poligonáceas). Especie poco distribuida. Solo se la ve en los cañadones muy húmedos y forman parte del estrato superior. Los ovinos, caprinos, equinos, mulares y asnales, comen bien las hojas verdes y secas. Presenta elevado contenido en proteínas y regular en fibras
RUPRECHTIA TRIFLORA.- Gris, “choraque” o “duraznillo” (Poligonáceas). Especie ampliamente distribuida en toda la zona, en forma densa y rala, forma parte del sotobosque, juntamente con los espinillares de Acacias garranchos. Sus hojas constituyen un forraje predilecto del ganado vacuno, especialmente cuando caen semisecas y secas en los meses de agosto. Presenta un elevado contenido en proteínas y fibras.
SCHINOPSIS LORENTZI (Schlech) Bark et Meyer., quebracho colorado (Anacardiáceas). El quebracho colorado también es una especie abundante en la zona tanto en lugares bajos como altos. Forma parte del estrato arbóreo al lado del quebracho blanco y el guayacán. El ganado vacuno en especial come muy bien las hojas verdes. El contenido en proteínas y fibras es elevado.
ZIZYPHUS MISTOL. Gris. Mistol (Ramnáceas). Especie bastante distribuida en la zona tanto áreas bajas como altas. Las hojas secas y frutos maduros son apetecidos por los vacunos, ovinos, caprinos y cerdos. Su análisis revela elevada cantidad de proteínas en hojas y baja en frutos; mediana en fibra, tanto en hojas como en frutos.
CAPPARIS SOLICIFOLIA Y CAPPARIS TWEDIANA.- Cocas de cabra (Caparidáceas). Especies abundantemente distribuidas en la zona tanto en lugares altos como bajos. Forman parte del sotobosque juntamente con los choracales y espinillares. Las hojas secas y los frutos son muy comidos especialmente por el ganado menor: ovinos y caprinos.
OTRAS ESPECIES EN ACTUAL ESTUDIO DE SU COMPOSICION QUIMICA PROSOPIS RUSCIFOLIA. “Vinal” (Leguminosa). Es una especie abundante en lugares bajos, cerca del río. Las hojas y los frutos son comidos por el ganado vacuno, equino, cabras y ovejas.
ACACIA ALBICORTICATA.- (churqui blanco). (Leguminosa). Distribuido en las partes húmedas, de cerca de las quebradas. Las hojas y frutos son comidos por el ganado vacuno y caballar.
NEOCARDENACIA HERTOZOGIANA.- “caraparí”. (Cactáceas). Es un cacto considerado arbóreo por su gran tamaño, Abundante en la zona, en partes altas. El tallo es comido por los vacunos, especialmente de los ejemplares jóvenes.
COMENTARIO Y CONCLUSIONES.-
Los datos consignados demuestran que entre la vegetación arbórea que sirve de forraje al ganado existe un predomineo de la familia Leguminosas, en especial de las Mimosoideas.
La especie más difundida en toda la zona es el “choraque”, siendo también la más apetecida por el ganado vacuno, por la buena palatabilidad de las hojas secas.
De todas las especies estudiadas, la mayoría poseen de mediano a elevado contenido proteico, salvo los frutos de guayacán (Caesalpinea), chañar (Geoffraca) y mistol (Zizyphus), El porcentaje de proteína dentro de una misma especie es siempre mayor en el follaje que en el fruto.
Existen en la zona varias especies que requieren de mayor estudio y su determinación química en laboratorio, como ser las cocas de cabras, el churqui blanco (Acacia), el vinal (Prosopis ruscifolia).

Del libro: Revista de ciencia y técnica Vol I -1980
Universidad Boliviana “Juan Misael Saracho”
Tarija-Bolivia