Proyecto de represa Cambarí toma por sorpresa a vecinos de Tariquía

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Feb 06, 2017

El proyecto de represa Cambarí, que se emplazaría en la Reserva de Flora y Fauna Tariquía del departamento de Tarija, actualmente se encuentra contemplado en la cartera de proyectos de la Empresa Nacional de Energía (ENDE) Valle Hermoso, que acorde a planificación tendría el estudio a diseño final listo para septiembre de 2017,

siendo la inversión estimativa para el proyecto más de 1.600 millones de bolivianos. Sin embargo, dirigentes de la reserva aseguran que desconocen estos planes, ya que se trata de un proyecto que se ha rechazado varias veces desde hace más de una década.
El proyecto nació en 1995 como parte de un “Acuerdo para el aprovechamiento múltiple de la Alta cuenca del río Bermejo y Tarija” entre Bolivia y Argentina. Quedó suspendido en 1998 y se retomó el 2005 al declararse el proyecto de prioridad nacional en Bolivia. Sin embargo, la iniciativa ya estaba identificada en 1973 con apoyo técnico de la OEA, formando parte de un conjunto de posibles represas en la parte alta de la cuenca del río Bermejo.
Con el nuevo impulso dado por el Ministerio de Hidrocarburos al plan “Corazón Energético de Sudamérica” volvió a ponerse en la agenda. Actualmente se encuentra contemplado en la cartera de proyectos de la Empresa Nacional de Energía (ENDE) Valle Hermoso, una de las subsidiarias de la Empresa Nacional de Electricidad. La misma ubica el proyecto en la confluencia entre las provincias de O´Connor, Padcaya y Caraparí, sobre el curso principal del río Grande de Tarija.
Pese a que la información técnica que se ofrece del proyecto hace referencia a una presa de hormigón de 120 metros de altura, lo que la convertiría en una de las más altas de Bolivia, con un volumen de embalse total de 1.007 hectómetros cúbicos (equivalente a 1.000 millones de litros), el ejecutivo de la subcentral de Tariquía en la provincia Arce, Ancelmo Cardozo, se mostró sorprendido aduciendo que al momento no han recibido ninguna información al respecto.
Empero explicó que hace más de una década atrás un proyecto similar se suspendió, por lo que espera conocer información oficial por parte del Gobierno sobre este tema y sobre el plan de exploración en el área para buscar hidrocarburos.
“Cambarí es una comunidad donde viven al menos 13 familias, es pequeña ¿pero qué pasa si la gente no está de acuerdo?. Por eso es necesario saber más de estos proyectos, que la información sea más clara y que consulten para ejecutar los proyectos. Cuando se quiere informar hay posibilidades, pero a veces no hay esa voluntad”, mencionó el dirigente.
Otro dirigente, Plácido Llanos, indicó que en su momento la represa no se hizo porque hubo oposición. “Recuerdo que llamaban a ampliados y así lo han suspendido, desde entonces no se habló más. Ahora nuevamente están pensando en eso pero los tiempos han cambiado, estamos organizados, cada comunidad tiene sus sindicatos afiliados, la subcentral, al menos 10 comunidades sostienen reuniones mensualmente donde se tratan todo tipo de temas”, explicó.
Asimismo señaló que la información sobre los planes que tienen que ver con Tariquía, en el tema de proyectos de hidrocarburos o energía, es escasa, al menos para las comunidades y sus dirigentes, siendo posiblemente un factor el hecho de que existen comunidades muy alejadas donde solamente se ingresa a pie o en asno. La mayor parte de la información que les llega, según aseguró, proviene de los alcaldes, por lo que manifestó que quienes impulsan los proyectos tienen la obligación de informar a quienes habitan en la reserva.

Posición de la Gobernación
El secretario de Energía de la Gobernación de Tarija, Boris Santos Gómez Úzqueda, explicó que la eventual generación eléctrica de Cambarí a través de ENDE, más la eventual exploración de gas y líquidos en Tariquía mediante YPFB, son competencias de los Ministerios de Energía e Hidrocarburos.
“Coincido con lo que indica el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, que subrayó que para todo proyecto de exploración todo el departamento debe ser debidamente informado. Todo proyecto exploratorio debe ser socializado con la zona a afectar, por lo que si no conocemos los detalles del proyecto exploratorio no podemos sacar juicio de valor sin antes conocer el alcance de la iniciativa más allá de la afectación ambiental”, sostuvo.

Equilibrio entre la exploración y lo ambiental

Boris Gómez Úzqueda explicó que como toda actividad la generación de electricidad conlleva una serie de contaminantes. “Los contaminantes dependen de la fuente de energía primaria utilizada, de la tecnología elegida y del entorno del emplazamiento de la instalación. Ahora, para ir buscando un equilibrio entre la producción y el consumo de energía a un lado, y la conservación ambiental y protección de la biodiversidad al otro lado, las organizaciones tienen que asumir su responsabilidad y emprender el camino hacia la sostenibilidad”, explicó.
“En lo ambiental estaremos atentos a la actividad exploratoria en el área –dijo. Creemos en equilibrios entre explorar con velar el entorno ambiental”.