Presentación del texto “El Arte de la Música”

Escrito por  Fernando Arduz Ruiz Jul 02, 2017

El día viernes 23 de Julio a horas 19:00 se llevó a cabo en el Salón Auditorio de la Casa de la Cultura un concierto de la “Orquesta de Cámara Tarija” en el que a la vez se realizó la presentación del texto “Arte de la Música. Temas de Análisis” de autoría de Fernando Arduz Ruiz.
Se trata de un texto de 24 páginas que fue preparado para su presentación en la localidad cochabambina de Tarata, en ocasión del Encuentro Plurinacional Productivo de las Especialidades de Educación Musical de las Escuelas Superiores de Formación de Maestros, organizado por el Ministerio de Educación. Este Encuentro se llevó a cabo los días 5 y 6 de junio con la participación de las 15 Escuelas Superiores que cuentan con la especialidad de Música en todo el país.

Si bien el contenido del texto está dirigido principalmente a los maestros de música, también su lectura es de interés para quienes deseen reflexionar sobre las particularidades del arte musical, ya que se pueden encontrar 107 definiciones de la música, que se han escrito a lo largo de la historia de la humanidad.
A continuación transcribimos la página final:

A MODO DE CONCLUSIÓN
En estos tiempos en que ya no es suficiente tener un título universitario, sino que la vida diaria exige los postgrados y, de ser posible, más de una carrera en el curriculum vitae, uno puede preguntarse: ¿Es importante el estudio profesional de la música?
Los músicos con su arte mueven grandes cantidades de gente que se aglomera para presenciar los conciertos... pero, ¿cómo llega a ocurrir esto?
En nuestro medio todavía subsiste la creencia que la música es un pasatiempo agradable que permite llenar nuestro tiempo libre. Todavía hay músicos que piensan que no es necesario el estudio de la música para destacarse en este campo. Hay quienes aseguran que “el músico  nace y no se hace”, desconociendo y subestimando así la importancia de la educación musical, cuando es precisamente el estudio infatigable el que hace posible que los músicos destacados lleguen al lugar en el que están, y que la música también pueda ser una carrera profesional.
Debemos pensar que el ser humano nace con diferentes potencialidades o facultades que permanecen latentes y que muchas veces se atrofian porque no se las ejercita oportunamente.
Considerando que la vida no alcanza para “tocar fondo” en la música, sino que uno nunca termina de aprender o de perfeccionar lo aprendido, entonces la mejor edad para empezar en la música es: ¡¡¡Cuanto antes, mejor!!!, porque al niño se le hará más fácil y familiar lo que al joven y al adulto les significa mayor dificultad: el sumergirse en las líneas del pentagrama y bucear en las notas y figuras musicales en medio de sostenidos y bemoles.
¡El reto está hecho!, la tarea es para el profesor…

Fernando Arduz Ruiz
Tarija, 1 de junio de 2017