Personajes del pasado El Coronel Eulogio Ruiz Paz

Escrito por  Eduardo Trigo O’Connor d’Arlach Jul 02, 2017

Eulogio Ruiz Paz fue un aguerrido oficial que en el conflicto bélico con el Paraguay, por su heroísmo y capacidad de conducción se cubrió de notables merecimientos.
Nació en Tarija el 3 de abril de 1897. Los estudios de primaria y secundaria los realizó en su ciudad natal, al término de los cuales ingresó al Colegio Militar del que egreso en 1921 con el grado de subteniente, siendo destinado al Regimiento Colorados. En 1925 fue enviado al Chaco donde  a lo largo de dos años cumplió una importante labor de exploración y en la apertura de caminos de penetración.
A su regreso fue designado Ayudante del Jefe de Estado Mayor. En atención a sus vastos conocimientos de la región en 1930 fue nuevamente destinado, en comisión del Estado Mayor, a la zona chaqueña donde logró hacer la ruta Carandaití-Camacho, trabajo por el cual el gobierno nacional le confirió la condecoración del Cóndor de los Andes.

Cuando se desencadenó el conflicto bélico con el Paraguay, Ruiz Paz ostentaba el grado de capitán. Su heroica participación comenzó como comandante del Regimiento Paucarpata 3 de Infantería con el que participó en el primer ataque al fortín Fernández y en el tercero a Toledo, entre el 11 de febrero y el 12 de marzo de 1933. El escuadrón estaba formado principalmente por soldados chaqueños que más tarde se los denominó “cuatreros” por los asaltos a las filas enemigas en secciones de comando.
En el tercer ataque actuó como comandante del escuadrón que llevaba su nombre, ocasión en la que fue ascendido al grado de Mayor.
Organizó y comandó el afamado Regimiento Castrillo de Caballería con célebres batallas en Laguna Loa, Campo Santa Cruz, en el avance hasta Pozo del Burro, en la ofensiva de Algadonal, en ataque a La Rosa y la ofensiva de El Carmen.
Cuando la situación  se puso muy tensa debido a que el enemigo amenazaba la zona del petróleo, el mayor Eulogio Ruiz y el mayor Antenor Ichazo, otro ilustre oficial tarijeño, organizaron  la defensa de Carandaití que puso en alto la moral boliviana.
Una faceta interesante de la legendaria figura de Ruiz Paz fue su accionar con los cuatreros. Se introducía en el monte sin  dar noticias de su paradero, lo que podía dar lugar a dudas sobre el cumplimiento de sus deberes; para desvirtuar los comentarios se presentó ante sus superiores y sacó de un  morral las orejas de los soldados enemigos que había abatido.
Octavio O’Connor d’Arlach al destacar las virtudes del héroe dice: “con toda frecuencia, en cada orden del día dictada por los Comandos, se cita, en lugar preferente, al coronel Eulogio Ruiz , por su disciplina, su conducta aguerrida y valerosa frente al enemigo y en las actuaciones más difíciles. Todos los ascensos los recibió por méritos de guerra”.
El historiador Luis Toro Ramallo expresa: “Mucha gente ignora hasta qué punto es interesante la personalidad del Coronel Ruiz.
“En la campaña fue sin duda, una de las figuras de más relieve y si su apodo de ‘cuatrero’ hablaba de sus hazañas en el monte, al guiar tropas en el frente, de cara al enemigo, su fama como militar de línea fue muy merecida. Se destacó entre los oficiales subalternos, ya desde el tiempo de paz por sus especiales virtudes y sus numerosas exploraciones en el Chaco. Su conocimiento amplio del terreno y su valor a toda prueba, le hicieron destacarse, desde la iniciación de la guerra, en la que actuó, siempre, sin descanso, en el cumplimiento de las misiones de mayor confianza. Comandante del famoso Regimiento Castrillo, que el fundó y organizó actuó en todos los frentes y contuvo al enemigo en el sector de Picuiba, para permitir la realización de la batalla Strongest. Comandó el destacamento de maniobra, bajo las inmediatas órdenes de Toro…”.
En julio de 1937 asumió el mando de la nación el Tcnel. Germán  Busch, quien poco después de se declaró dictador para desempeñarse con  fuerte autoritarismo. El Cnel. David Toro que había sido derrocado de la presidencia de la República, fue exiliado a Chile.
La política que llevaba a cabo el nuevo jefe del Estado, creó malestar en el Ejército. Toro logró ingresar clandestinamente al país. Se encontró con Ruiz en Tartagal y juntos siguieron hasta El Palmar (provincia Gran Chaco del departamento de Tarija) con  el propósito de generar con la guarnición militar un movimiento que diera lugar a la formación de una junta de gobierno que recuperara la democracia y el respeto a las garantías ciudadanas.
El presidente Busch enterado de los sucesos los calificó de subversivos y adoptó enérgicas y crueles medidas. Toro y Ruiz lograron retirarse a la República Argentina. El Tcnel. Juan de Dios Cárdenas fue apresado y conducido a Tarija donde fue juzgado por un tribunal militar. Este valioso jefe fue traicioneramente fusilado en una calle céntrica de la ciudad. El crimen causó conmoción en la población que había acompañado al oficial en el doloroso proceso que se le siguió.
Eulogio Ruiz Paz fue designado Prefecto y Comandante General del Departamento de Tarija en 1938. En vida se le otorgaron numerosos reconocimientos. Murió en Cochabamba el 13 de febrero de 1972.

Bibliografía:
Ávila Castellanos Roberto: Huellas del Chaco
Cajías Magdalena: Eulogio Ruiz Paz, héroe del Sur (“La Razón”)
O’Connor d’Arlach Octavio: Calendario Histórico de Tarija
Querejazu Roberto: Masamaclay
Toro Ramallo Luis: Una Página de la Historia de Bolivia
Trigo O’Connor d’Arlach Eduardo: Crónicas de Tarija