Gabriel

Escrito por  Julio E. Pizarro Hoffman Nov 05, 2017

A Gabriel Velazco. Hoy residente en el asilo de ancianos.

Arrastrando la nostalgia
juvenil de estudiante
y de penurias Europeas,
sigue
las huellas de encontrar
unos reales pal’ puchero.

Henchida su alma de nobleza,
buscador de causas perdidas,
cabeza de cenizos cabellos,
de franciscano corazón.
ocupan su querellada vida.

Su morada,
cuartos al callejón, tranquera
y candado cuidan
una desordenada montonera
de papeles escritos de pleitos.

Las ventarrones y las tormentas
no hacen sino empujar
a seguir
buscando lo que sabe hacer
pleitos para comer.

Todo lo que tiene, su loro y su gato
Y los harapos de vida.
Gabriel, no sabe que su propia
vida
es un pleito sin solución.