IV. “Las Tejas de mi Techo”, desde una visión particular

Escrito por  Ene 14, 2018

El valor histórico de la obra mayor de Bernardo Trigo no se pone en duda; contra críticas y halagos, la misma supo mantener en más de 70 años su vigencia y citada o no, es fuente de lectura, casi obligatoria, para quienes inician o complementan estudios sobre la historia de Tarija.

Los textos compilados en las páginas de Las Tejas de mi Techo, están publicados en dispersos periódicos previos al año 1934, año de la impresión primera de la obra en cuestión. Entre los principales impresos (Diarios, Semanarios, Quincenales) que guardan la información que luego se presentaría en formato de libro, están: Collasuyo, editado por el grupo Claridad; La Unión, semanario de larga vida previa a la guerra del chaco; La Opinión, uno de los de más prolongada existencia en la época; Rebeldías: La Hora y, por supuesto, El Sudeste y La Defensa Nacional, destacando que estos dos últimos fueron dirigidos por Trigo Pacheco. Casi todos los capítulos presentados en Las Tejas de mi Techo, están, de alguna manera, presentados en los impresos arriba anotados.
Sin embargo de lo anterior existen impresos más antiguos que ya publicaron informes históricos sobre temas abordados en Las Tejas de mi Techo, por ejemplo se debe mencionar a La Estrella de Tarija, bajo dirección de Tomás O’connor d’Arlach, en cuyas páginas se transcribió, casi 50 años antes de la impresión de las Tejas de mi Techo, parte del Diario expedicionario al chaco, del P. Doroteo Gianechinni. De igual manera, parte de las investigaciones sobre el periodismo tarijeño que publicara Trigo Pacheco en el libro de referencia, fueron publicados por O’connor d’Arlach en la misma Estrella de Tarija, con anterioridad.
Sin embargo una de las principales riquezas de Las Tejas de mi Techo, tiene que ver con lo amplio de su contenido, a saber:
- Capítulo primero
• La villa de San Bernardo de la Frontera de Tarija
- Capítulo segundo
• Rebeldías guerreras
- Capítulo tercero
• Tarija en el chaco
- Capítulo cuarto
• Pensamiento y acción
- Capítulo quinto
• Sacudimientos intelectuales
- Capítulo sexto
• Homenaje postumo
En estos seis capítulos se trabajan 81 acápites que abarcan desde la historia misma de la fundación de Tarija, pasando por el listado de impresos informativos y congregaciones religiosas asentadas en la región, para culminar en los testamentos de personajes, femeninos y masculinos, de nuestro departamento.
Comenzando por lo último, se anota en el libro un testamento de Eustaquio Méndez, que según investigaciones posteriores fue falso o anulado. El hombre de letras, René Aguilera Fierro, tras investigaciones pacienzudas, alcanzó la copia de aquel testamento y este difiere en parte del trascrito por Trigo Pacheco, a la luz de las herramientas de la historia, Aguilera Fierro asegura haber alcanzado el documento original, dando luces sobre lo levantado por Trigo Pacheco. Salvando esta sola observación, se transcriben por vez primera los testamentos de: Gutiérrez del Dozal, dueño de Toldos; Cecilio y el primer Bernardo Trigo, así como el de Felipe Echazú.
Sobre este punto un elemento importante, para los estudios históricos, es destacar que en el periódico tarijeño Opinión previo a la guerra del chaco, Trigo Pacheco publicó biografías de diferentes personalidades tarijeñas, entre las que aparecen alguno de los arriba mencionados.
¿Entonces cuál el valor de la obra Las Tejas de mi Techo?
Consideramos que es uno de los primeros libros, y pocos, que desarrolla una propaganda de los logros de la sociedad tarijeña. En realidad el libro íntegro es propagandista por el hecho de publicarse en una época que era necesario reunir esa condición, no se olvide que su primera edición es de 1934, en pleno conflicto del chaco.
Un concepto que es utilizado por Trigo Pacheco, en su brevísima introducción, es el de “raza”: “Son páginas en las que palpita el pasado. No hemos querido que el polvo del olvido las cubra con su manto funerario. Encierran nuestra raza y conservan con cariñoso fervor... (1)
Este concepto -raza- genera debate en el intento de recuperación histórica de la identidad tarijeña, dentro del contexto de la nacionalidad boliviana y su lugar, previa a la república, y post ella.
Algo para lamentarse es que algunos estudiosos que hicieron redactaron o recopilaron la historia en Tarija, sembraron una escuela en la que la cita de las fuentes utilizadas es general, así Trigo Pacheco no especifica en su obra -en muchos casos- la fuente precisa ni su ubicación, como acto que agilice la investigación de futuros investigadores.
A pesar de ello, podemos deducir que las principales fuentes de donde salen los datos que se plasman en Las Tejas de mi Techo, vienen de trabajos pertenecientes a: P. Baltasar Ramírez; P. Antonio de la Calancha; P. Pedro Lozano; P. Alejandro Corrado; P. Doroteo Gianechinni; P. Manuel Lourua, entre otros religiosos y aquí es de notar que en el trabajo no se puede colegir mención alguna a dos de los más importantes cronistas franciscanos de la historia tarijeña, Manuel Mingo y Antonio Comajuncosa. Sobre este punto el P. Bernardino del Pace, en el prólogo a la Historia de las Misiones Franciscanas de Tarija entre Chiriguanos, indica: “En el año 1936 el escritor Federico Ávila y Ávila, publicó los primeros capítulos de la última y defínitiva obra del P. Mingo...” (2) Esto explica que hasta dos años después de publicarse Las Tejas de mi techo, no se publicó nada, al parecer, del P. Mingo.
Finalmente, en lo que concierne a este punto, entre los autores no religiosos cita con frecuencia a Luís y Domingo Paz, a historiadores de Bolivia, llamando notoriamente la atención que casi nada cita a quienes manejaron igualmente parte de la historia tarijeña en la época, Luís Pizarro y Tomás d’Arlach.
Debemos declarar que los capítulos primero, tercero y cuarto, conllevan una información histórica valiosa, así por ejemplo los apuntes anotados por Trigo Pacheco, en cuanto a los límites de Tarija, son fundamentados en varias opiniones de personajes que trabajaron en las primeras delimitaciones geográficas de nuestro departamento o en el antiguo partido de Tarija.
El capítulo quinto, “Sacudimientos intelectuales”, es valioso en los aportes sobre nuestra cultura y sus repositorios, lástima que al momento no tengamos mayores referencias de documentos existentes, de aquellos que menciona Trigo Pacheco. Sin embargo el apunte que lleva de las bibliotecas creadas en nuestra capital, y la secuencia de impresos informativos y literarios que plasmara en las páginas de las Tejas de mi Techo, es realmente valioso.
Sobre este punto, el de los medios informativos, no podemos dejar de mencionar el aporte realizado por el P. Manuel Lourua, en las páginas de la “Revista Vida Escolar”, aproximadamente el año 1916, en que plasmara un listado de impresiones realizadas en Tarija desde la introducción de la primera imprenta. Trabajo éste que junto a otros desarrollados por la comunidad franciscana publicara a fines del siglo XX en sendos volúmenes el P. Caizavarinni.
Cerramos esta breve reseña mencionando lo escrito en el capítulo tercero del libro, “Tarija en el chaco”; en el mismo se realiza una amplia cobertura de los trabajos que pasó Tarija para alcanzar el conocimiento y posesión de aquellas tierras, santificadas por el esfuerzo de las órdenes religiosas, pasando por el martirio de Crevaux, y coronando sus sacrificios con el logro de Daniel Campos y la expedición de 1883, alcanzando atravesar todo el chaco y llegando a la Asunción en el Paraguay.
“Páginas de la historia de Tarija”, reza el subtítulo de la obra que revisamos, y creemos que en realidad, son eso, páginas. Hemos visto luego sonoras presentaciones de obras con títulos mucho más ostentosos y que sin embargo no alcanzan, lo que estas páginas, ya han señalado.
Más allá de las apreciaciones personales que el autor de este libro ha dejado, más allá de lo vehemente de su actuación en algunas circunstancias o de la indiferencia que provoque la obra, lo cierto es que constituye una fuente de información sobre la historia de nuestro departamento y de lectura obligatoria para las presentes generaciones.

Textos de Referencia y Guía
(1) Trigo P. Bernardo/Las tejas de mi Techo/Edit. Universo/La Paz/ P. 1/ 1934 /
(2) Mingo de la Concepción Manuel/ Historia de las Misiones Franciscanas de Tarija entre Chiriguanos/ Edit. Univ. Autónoma Juan Misael Saracho/ P. 25/ 1981
Imágenes - Fuente:
I) Dr. Bernardo Trigo Pacheco (Colección de la Biblioteca Municipal: Tomas O’connor).