125 Aniversario del himno tarijeño

Escrito por  Fernando Arduz Ruiz Ene 28, 2018

Nos cuesta aceptar la idea de que un símbolo cívico, como es nuestro himno, pueda ser modificado de la noche a la mañana: si toda una vida hemos venido cantándolo de una manera ¿por qué hemos de introducir cambios en el canto?
Este pensamiento es perfectamente comprensible y razonable, pero hay un pequeño detalle que cambia la figura: ¡el himno que aprendimos no es el original, sino una versión deformada de la partitura oficial!
Revisando los antecedentes históricos del himno tarijeño, hallamos datos esclarecedores:

25 de enero de 1893: Se oficializa la composición de Juan di Fiori y Tomás O’Connor d’Arlach como Himno Tarijeño.
1922: Se corrige oficialmente la fecha de la Batalla de La Tablada en la letra del himno: se coloca 15 de abril en vez de 4 de mayo.
En los años 1939 y 1956 el Prof. Luis Felipe Arce publica la partitura oficial del Himno que se difunde a nivel nacional en el libro “Canciones Escolares para las Escuelas de Bolivia. Edición Oficial del Ministerio de Educación y Bellas Artes”.
En la década de los años 60, la partitura del himno es “corregida” por los estudiantes de la Normal de Sucre, modificando libremente la versión oficial de 1939. A partir de entonces, los maestros empezaron a enseñarla en los colegios, aunque no se hizo una versión impresa ni un informe de conocimiento público que fundamente las modificaciones realizadas.
1970: Los docentes de la Normal de Sucre, Juan Manuel Thórrez y Emil Hochmann, publican el himno en el libro “Colección de Himnos Patrios para las Escuelas de Bolivia”, ratificando la versión de Luis Felipe Arce (1939/1956).
2011: Según Ordenanza Municipal Nº 003/2011 se declara al Himno “Patrimonio cultural del Departamento”, instruyéndose el canto de las siete estrofas.
2013: Según Decreto Departamental Nº 03/2013 se declara al 25 de enero como “Día del Himno Tarijeño”, disponiéndose el canto de sus siete estrofas en Actos públicos en todo el Departamento.
2017: Con motivo del Bicentenario de la Batalla de La Tablada, ante la diversidad de versiones “no oficiales”, la Gobernación del Departamento Autónomo de Tarija, a través de la Dirección de Patrimonio y Gestión Cultural, impulsa la unificación del himno en una versión consensuada y socializada para su canto generalizado, como resultado del estudio y la fundamentación basada en criterios musicales técnicos.
Estos criterios han sido:
El respeto a los autores, cuidando de modificar solamente lo necesario
La simetría, coherencia interna y estructuración lógica de la partitura
El carácter cívico de la composición y el estilo de la obra
La practicidad del canto
En la presente cronología vemos que el Himno a Tarija ha sufrido cambios que en su momento no fueron cuestionados, pero ahora sí es oportuno rectificar los errores que, de tanto repetirlos, se han hecho “normales”. Asumimos la tarea de la unificación de nuestro himno porque hemos detectado discrepancias en el canto, las mismas que no desaparecerán por sí solas mientras no exista una versión definitiva, única y oficial, que las enmiende y depure: ¡ése es el reto que el momento histórico nos lo impone!