Conflicto laboral en IABSA se agrava, obreros asumen paro

Escrito por  GUSTAVO MÁRQUEZ/EL PAÍS EN Mar 02, 2018

El conflicto laboral en Industrias Agrícolas de Bermejo (IABSA) se agrava por el paro que asumieron los trabajadores de la fábrica azucarera. Las negociaciones entre el directorio de la empresa y los dirigentes del sector obrero no han podido frenar la medida; mientras el Ministerio de Trabajo procesa los descargos de las partes, que incluso llevaron el tema a la justicia ordinaria con querellas.

En el 2017 los trabajadores de IABSA asumieron una medida similar, con 36 días de paro para exigir el pago de salarios, en una empresa llena de deudas, pero que logra mantenerse a flote por el ingreso que se genera en la época de zafra. Sin embargo, tiene problemas ya que no consigue llegar al máximo de la capacidad de producción de azúcar, situación que generó la pérdida de mercados nacionales con fugas que vienen desde anteriores administraciones.
Desde el sector de los trabajadores fabriles de IABSA, Américo Romero, quien también es miembro de Central Obrera Regional (COR) de Bermejo, explicó que el fundamento del paro son los salarios pendientes del 2017 de cuatro meses (abril, mayo, junio y diciembre), a lo que se suman los sueldos devengados de 24 meses de las gestiones 2014 y 2016, más el reciente recorte del 40 por ciento del salario a algunos trabajadores antiguos, que se ejecutó de forma ilegal.
“No queremos que crezca la cantidad de esa deuda, los hijos universitarios de algunos trabajadores se están volviendo a Bermejo porque a los padres de familia no se les paga. Por eso desde el año pasado venimos parando; ha habido convenios, adendas ante las autoridades, no queremos más porque el papel aguanta todo. Lo peor que nos han hecho es cerrarnos las puertas, no podemos ni siquiera ingresar los trabajadores hace una semana”, explicó el obrero.
El presidente del directorio de IABSA, Eddy Mamani, en entrevista con El País eN sostuvo que las decisiones asumidas se enmarcan en devolver la salud económica a la empresa, y como directorio están haciendo un sacrificio que ninguna administración previa hizo con el fin de mantener a flote a toda la factoría, pero ahora se les trunca con exigencias mayores a la capacidad real financiera.
Asimismo, manifestó que una parte de los trabajadores ha retomado funciones pero la dirigencia se mantiene en una postura radical.
Consultado sobre el cierre de la empresa a los trabajadores movilizados, el ejecutivo explicó que están en su derecho de realizar el paro pero no tienen por qué hacerlo al interior de la factoría. En ese contexto, Mamani indicó que apuestan por el diálogo y desde el próximo lunes podrán empezar a pagar sueldos pendientes.
Sobre el tema, el jefe departamental del Ministerio de Trabajo, Ramón Villca, señaló que hace una semana se tuvo una reunión con el sector movilizado, la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles y la Central Obrera Regional (COR), pero pese a las mediaciones el conflicto persiste, por lo que seguirán las acciones legales para resguardar los derechos de los trabajadores y se “insta a la gerencia a cumplir con las obligaciones”.
“Es un tema muy complejo el de IABSA, nosotros estamos agotando todas las instancias establecidas por ley. Para esta semana se convocó a una audiencia en la ciudad de Bermejo con la participación de ambas partes. No vamos a dejar en indefensión a ningún trabajador de la empresa, hay temas como aportes a las AFP y salarios devengados”, afirmó Villca.

 

el
apunte

Directorio teme por retraso de la zafra

Desde el Directorio de IABSA se informó que avanza la negociación con un sector de los trabajadores y se espera que desde las bases se pueda conciliar en el transcurso de los próximos días, ya que este tipo de conflictos podría implicar un retraso en el inicio de los trabajos de la zafra 2018. Desde los obreros, la contraparte es que si logran solucionar el conflicto están dispuestos a redoblar el trabajo para empezar en junio.