Reos de Palmasola pasarán 22 horas al día dentro de celdas

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Mar 16, 2018

La llegada de privados de libertad considerados de mucha peligrosidad desde la cárcel de Palmasola al penal de Morros Blancos ha causado asombro, indignación y molestia en algunos sectores de la sociedad que se han pronunciado en contra de esta medida, repudiando el accionar.

Por este motivo el director del Régimen Penitenciario en Tarija, Ariel Miranda, pidió tranquilidad a la población y aseguró que el módulo de máxima seguridad en Morros Blancos tiene las condiciones para albergar a estos sujetos, puesto que entre una de las tantas medidas que se asumirán, es que los internos que llegaron de Santa Cruz a Tarija estarán entre 20 a 22 horas encerrados en sus celdas.
Lo primero que dejó en claro Miranda es que el módulo de máxima seguridad está apartado del resto de la población penitenciaria. Dijo que están conscientes de que la cárcel de Morros Blancos es de mediana seguridad, pero aclaró que al interior de este penal hay un módulo de máxima seguridad que reúne todas las condiciones para tener a sujetos de alta peligrosidad.
Recordó que la última fuga suscitada en el penal ocurrió porque se descuidó al policía que estaba en la puerta, hecho que sucedió en el régimen abierto. Pero resaltó que del módulo de alta seguridad no se registró ninguna fuga. “Nuestro módulo de seguridad está apartado de la población penitenciaria, es un régimen cerrado y ahí tenemos nuestra propia seguridad y su propio resguardo”, añadió.
Detalló por ejemplo que en el módulo donde están siendo destinados los reos de Palmasola, los internos permanecen encerrados dentro de la celda entre 20 a 22 horas, dependiendo de lo que sea establecido por un psicólogo que hace el seguimiento y control permanente a estos privados de libertad.
Además, dijo que cada interno tiene un horario de salida que esta supervisado por el psicólogo y aclaró que no se juntan con otros privados de libertad, debido justamente a que es un régimen cerrado, un sistema de máxima seguridad que tiene sus propios policías, una supervisión por psicólogo, la atención de médicos y un sistema totalmente aparte de lo que es el régimen abierto.
Consultado sobre si se juntarán los internos que llegaron de Palmasola con los de Morros Blancos, dijo que no, y que la única posibilidad de que confraternicen es en conversaciones de celda a celda, puesto que no tienen la posibilidad de compartir espacios.
Con relación a la cantidad de privados de libertad que llegaron de Santa Cruz, Miranda dijo que hasta el momento llegaron cuatro y que se espera la llegada de dos más, que pueden arribar al penal en cualquier momento. Dijo que esto no es información pública, puesto que las decisiones al respecto pueden cambiar de un momento a otro
Sobre esto, aclaró que el OTI, uno de los más peligrosos de Palmasola que se había dicho llegaría a Tarija, finalmente fue llevado a Chonchocoro, por lo que cualquier conflicto con el Kily (se enemigo) quedó totalmente descartado.
Finalmente aclaró que mientras más controles o más rigurosos sean, se violarán más derechos humanos, por lo que mientras más segura sea una cárcel, más violaciones a derechos humanos habrá.