Imprimir esta página

Sánchez apunta a la renta y no da plazos para la petroquímica

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Mar 23, 2018

El Ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez no acudió a la convocatoria realizada por las instituciones tarijeñas para explicar los proyectos que incumben a los intereses de Tarija; pero se pronunció a través de una nota de prensa en la que apuntaló su discurso de la Tarija rentista y volvió a criticar a los tarijeños por su supuesta falta de iniciativa y mala administración de recursos, pero no dio plazos para la petroquímica, que permitiría apuntalar proyectos específicos.

En la nota difundida por su equipo de prensa indica que “en la peor crisis mundial del petróleo, Tarija recibió en tres años 1.000 millones de dólares por concepto de hidrocarburos. Me llama la atención cuando hay algunas instituciones departamentales se quejan de que no hay ingresos. Si hacemos una comparación con épocas anteriores al gobierno del presidente Evo Morales, se necesitarían 30 años para lograr estos recursos, fue la nacionalización de los hidrocarburos lo que permitió al departamento de Tarija recibir 4.769 millones en los últimos 12 años”.
Desde la Gobernación, donde eluden entrar en más polémicas con el Ministro, a quien se le ha pedido una reunión formal para que explique los detalles de sus planes con Tarija, solo remiten a la cuenta pendiente de pago que dejó la gestión de Lino Condori al desalojar la Gobernación en 2015 y a recordar que el 45 por ciento de los recursos mencionados van al Chaco.
Al finalizar 2014, la Gobernación de Tarija tenía 9.946 millones de bolivianos comprometidos en 409 proyectos de inversión de los que quedaba un saldo de 6.513 millones de bolivianos por pagar. La mayoría de estos proyectos se encontraban licitados en las subgobernaciones con el visto bueno de la Gobernación Central. La pasada semana el asambleísta Mauricio Lea Plaza recordaba que solo en O´Connor se licitaron proyectos por más de mil millones de bolivianos cuando el presupuesto apenas pasaba de 70 millones.
Al finalizar 2017 todavía quedaban 3.507 millones de bolivianos por pagar en 178 proyectos en marcha.

La petroquímica
El Ministro Luis Alberto Sánchez volvió a reiterar sus declaraciones en las que matiza su posición sobre la continuidad de la planta petroquímica de polipropileno que debía construirse en Yacuiba. La construcción fue anunciada en 2014, fue licitada sin éxito en 2017, se quedó sin presupuesto de YPFB para este 2018 y actualmente, según el Ministro Sánchez, se verifican los estudios y trabajos respecto a la tecnología y los mercados disponibles realizados por Tecnimont.
“En lo que respecta a la planta de petroquímica de propileno - polipropileno va ser la madre de la generación de nuevas industrias, por lo que también estamos trabajando en atraer empresas que transformen los pellets en productos finales, va ser un gran polo de desarrollo. En ese marco, el 2015 la Gobernación de Tarija nos pidió participar en proyectos de industrialización, pero hasta la fecha nunca hemos recibido una propuesta seria sobre la misma, ni acciones que coadyuven a la atracción de industrias alrededor de la planta de petroquímica”, explicó el Ministro.
La licitación frustrada en 2017 estuvo vigente casi nueve meses. Se calcula que, en el caso de licitarse en 2019 luego de que YPFB reponga el presupuesto, se emplearían al menos cuatro años en la adjudicación y la culminación del Feed – EPC. Cabe recordar que buena parte de la agenda 2025, el plan de desarrollo del país, contemplaba ingresos relevantes relacionados a la comercialización de este gas.
Desde la gestión de Lino Condori la Gobernación de Tarija planteó la posibilidad de asociarse con Yacimientos para implementar el proyecto de industrialización y pasar así de la era de las regalías a la de los dividendos, sin embargo nunca se materializó ningún paso concreto. Ni unos ni otros han hecho propuestas concretas.
En la Gobernación del Chaco también se han planteado ideas para acoger el desarrollo de la industria petroquímica, pero ni siquiera se ha podido concretar la construcción de un parque industrial que garantice las condiciones de esas empresas y se facilite la generación de fuentes de empleo. Precisamente la incertidumbre generada por el Ministerio sobre el proyecto, que sigue sin presupuesto, ha debilitado el impulso inicial.
“Me llama la atención, como antes los mismos políticos que ahora salen supuestamente a defender la planta de petroquímica, antes se oponían y decían que no querían la planta separadora, no querían petroquímica, ni termoeléctricas, porque no le representaba regalías al departamento, se oponían a estos proyectos y ahora por temas mediáticos salen como defensores, les pedirían que sean consecuentes con sus acciones y discursos”, recordó Sánchez.

 

el
apunte

Ministro
carga contra
autoridades
tarijeñas

“Estos políticos que ahora reclaman la gestión en hidrocarburos, no tienen moral de reclamar en la gestión de proyectos, cuando la gestión que ellos tienen es de una ineficiencia total. Teniendo energía desde la Termoeléctrica del Sur no pueden distribuir en la ciudad de Tarija y se mantiene el mal servicio y no se puede creer que Setar haya tenido más de 3.000 cortes. La otra empresa Emtagas teniendo el recurso disponible no avanza en su cobertura, los tarijeños siguen esperando que el gas llegue a su casa. Aquí dar sólo un ejemplo de gestión, cuando en El Alto ya hemos superado a través de YPFB la cobertura del 85% y eso que está lejos de los campos gasíferos. Esto que pasa en Tarija es producto de la ineficiencia de sus autoridades y la poca visión de gestión”, señaló el Ministro Luis Alberto Sánchez.