Pascuala perdió al noveno hijo, está delicada y sus hijos solos

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Mar 23, 2018

La familia que vive en la extrema pobreza y de la cual se informó hace un par de semanas mejoró en algo sus condiciones de vida gracias a la ayuda brindada por corazones generosos; sin embargo el dolor y dificultades siguen presentes en su hogar porque Pascuala, la madre que estaba en gestación, perdió a su noveno hijo y ahora se encuentra delicada por las complicaciones en su embarazo.

La mañana de ayer personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) se dirigió al hogar de Pascuala con varias bolsas de ropa, alimentos no perecederos y algunos juguetes para alegrar y ayudar en algo a esta familia que vivía en condiciones infrahumanas en la zona de Tablada Grande y ahora vive en Tolomosa Centro, en un mejor ambiente.
Pero al llegar, 6 menores protegidos por el mayor de 14 años, estaban solos en el hogar, porque la madre había sido llevada de emergencia al hospital la noche anterior, pues estaba a punto de dar a luz. Debido a esto rápidamente se hizo entrega de la ayuda recibida a los niños y el personal policial se dirigió de inmediato a conocer del estado de salud de la madre y el niño que tenía que nacer.
La oficial de servicio de la FELCV, subteniente Dayana García, informó que Pascuala perdió al hijo que debía nacer, pues éste se había dado la vuelta en el vientre y cuando fue llevada al hospital, el feto estaba por salir pero al revés y ya había muerto. Situación que complicó el estado de salud de la mujer.
“Cuando la vi, se notaba que estaba muy delicada de salud”, contó y dijo que según el médico del hospital esto pasó debido a que Pascuala no habría ido al hospital a hacerse los controles de su embarazo en los tiempos establecidos. La oficial expresó que ahora Pascuala necesita ayuda para su recuperación y los gastos médicos que ello supone.
En el hospital estaba el esposo de Pascuala quien informó que fue él quien llevó a su mujer al ver lo mal que estaba y dijo que tuvo que llamar al hijo de 14 años que se salió de su hogar por mantenerse solo, para que cuide al resto de sus hermanos, pues son todos unos niños.
Y efectivamente, en el nuevo domicilio de la familia el hermano mayor estaba a cargo, cargando a la más pequeña de todos, quien tiene apenas año y medio y andaba descalza y sin un pantalón, calzón y menos pañal.
Consultado sobre si ya habían desayunado el hermano mayor dijo que sí y que le tocaba ahora cocinar para los más “chiquis”, porque su mamá estaba mal y su papá con ella en el hospital. Para esto, él pidió permiso a su jefe, puesto que él trabaja en la construcción como ayudante de albañil para sobrevivir.
Pascuala se encuentra internada en el hospital San Juan de Dios en la sala de ginecología y en delicado estado de salud.