Imprimir esta página

Más de 50 carpinterías cierran por el contrabando de muebles

Escrito por  ANDREA CARDONA/EL PAÍS EN Mar 25, 2018

El representante de los carpinteros, Vladimir Acuña, informó que en reiteradas veces el sector se dirigió a las autoridades del departamento para dar a conocer las problemáticas por las que atraviesan los carpinteros en los últimos años.

A pesar de estabilizar relativamente los costos de la madera, el contrabando de muebles provenientes de la China, Brasil y otros países vecinos golpeó fuertemente el mercado local de productos departamentales.
“El contrabando es el principal factor que nos afecta. Los muebles traídos del interior y del exterior representan un problema”, manifestó Acuña.
El representante indicó que aún es difícil recuperase del alza que se registró hace dos gestiones. Los precios se multiplicaron un 200 por ciento y la adquisición de ésta fue más difícil para los carpinteros.
“Cuando ya pudimos tener la madera la dificultad se presentó en la venta, debido a la gran competencia que debemos enfrentar con los muebles de contrabando”.
En cuanto a la venta de muebles, Acuña informó que descendió un 50 por ciento en las últimas gestiones, lo que derivó en el despido de personal. Esto afecta a la economía familiar debido al incremento de personas desocupadas en el sector.
Por otro lado, señaló que las maderas más utilizadas en la fabricación de muebles en el departamento son el roble, la quina y el cedro. Este tipo de madera es garantizada para un uso permanente y de larga duración.
Según Acuña, existían 500 carpinterías en el último estudio de censo realizado, pero con la crisis cerraron alrededor de 50.
“El año pasado varios colegas amigos han cerrado sus talleres, poniendo sus máquinas a la venta. No podemos seguir permitiendo que las fabricas cierren”, expuso.
Una de las propuestas del diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Alex Mamani, fue el proyecto de ley que tiene como objetivo poder rematar la madera incautada en los controles aduaneros de contrabando para que el sector de la carpintería pueda beneficiarse.
El proyecto se encuentra en la Comisión de Medio Ambiente para ser tratado y según los cálculos del diputado, a finales de esta gestión se podrá obtener alguna respuesta.
Al mismo tiempo, indicó que también se está trabajando una ley para rebajar el costo de la madera y argumentó que en el país, según un estudio, por cada habitante existen 5.700 árboles, sin embargo, los costos de la madera aún permanecen en escalas muy altas para incentivar a la producción, aunque no detalló el tipo de árboles y si estos estuvieran dispuestos a la industria.
De esta manera, en cuanto a la problemática del contrabando, Mamani explicó que también se propuso subir los aranceles para la entrada de productos como muebles, y de esta manera filtrar la importación.
Uno de sus ideas es frenar la exportación de madera a diferentes países vecinos para trabajar el producto antes de comercializarlo.
“Teóricamente tenemos madera pero en la practica la madera escasea, ya no tienen que haber concesiones, hay madera que todavía está saliendo por el lado de Beni y Pando a Brasil y a Perú, tenemos que exportar con valor agregado, ya no así en materia bruta”, dijo Mamani.

 

el
apunte

Rematar
la madera
incautada de
contrabando

Una de las propuestas del diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Alex Mamani, fue el proyecto de ley que tiene como objetivo poder rematar la madera incautada de contrabando, para que el sector de la carpintería pueda beneficiarse. En la gestión 2017, realizó una petición a la Autoridad de Fiscalización y Control de Bosques y Tierra (ABT) con el objetivo de que respondan por qué llevaron 20 mil pies de madera incautada a Santa Cruz y no se remató en el departamento.