Imprimir esta página

65 mil hectáreas de tierra quemadas y los focos de calor suben en 68%

Escrito por  Jun 25, 2010

En estos últimos meses, los focos de calor o quemas en Bolivia se incrementaron en 68% con relación al año pasado, en el periodo comprendido entre el 1 y 21 de junio, según el reporte oficial del Centro de Previsión del Tiempo y Estudios Climáticos de Brasil, que utiliza un satélite para la medición.

En un cuadro comparativo, el número de focos de calor en el periodo de tiempo citado, se indica que el año pasado en el país hubo 566 focos de calor, mientras que en esta gestión se registraron 956 puntos de calor o quemas, lo que representa un aumento del 68%.

En el mapa identificado por el satélite brasileño se ve que la mayor parte de focos de calor se ubica en el oriente, especialmente en los departamentos de Beni y Santa Cruz. A ellos les siguen Pando y el norte de La Paz.

La información del Centro de Previsión del Tiempo y Estudios Climáticos, en esta identificación de focos de calor, señala como municipios críticos en Bolivia a los de Puerto Suárez, con el 70% de su territorio afectado, seguido de Roboré (50%) y San José de Chiquitos (48%), todos ubicados en el departamento de Santa Cruz.

El aumento de focos de calor en el país fue rápido; hasta la primera quincena de este mes, la Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierra (ABT) registró 427, principalmente en los departamentos de Beni y Santa Cruz. La superficie afectada llegó a aproximadamente 29.392 hectáreas.

“Entre los días 1 y 13 de junio de este 2010 se han registrado un número de 427 focos de calor, los mismos que hacen una superficie de quemas bastante elevada, que hace una superficie probable de quema de 29.392 hectáreas, los cuales ocasionan un gran daño al medio ambiente”, destacó un informe de la ABT.

Entre el 1 y el 6 de junio de este año, según la ABT, se han registrado 114 focos de calor en todo el país. En Beni se detectó 56 quemas; en Santa Cruz 54 y en Oruro 4 focos de calor. Entre los municipios con mayor incidencia de focos de calor estaban: Pailón con 26; Exaltación con 15; San Ramón con 9 y Santa Ana de Yacuma y San José de Chiquitos con 8 focos de calor cada uno; en el resto de los municipios se detectaron focos de calor en cantidades menores.

El informe del satélite brasileño ratifica que los departamentos con mayor número de quemas son los del oriente: Beni, Santa Cruz y Pando.

Bolivia registra aumento de incendios forestales

La Autoridad de Fiscalización de Bosques y Tierra (ABT) informó que registró en mayo un "preocupante ascenso" de incendios forestales o focos de calor por la temporada de quemas controladas destinadas a preparar la tierra para el cultivo.

En la primera quincena de mayo, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), a través del Sistema de Teledetección Satelital, registró 476 focos de calor en regiones orientales de Bolivia.

Un comunicado de la ABT señaló que se ha registrado un número preocupante de focos de calor que afectan a más de 20.000 hectáreas. Según la fuente, este problema es más frecuente en las tierras bajas donde se incrementa la actividad de quemas de esta temporada.

Desde el año 2004, en Bolivia había más de 50.000 focos de calor, y a la fecha, al menos 50.000 hectáreas están sometidas a procesos administrativos sancionadores.

El documento precisó que el registro de focos de calor se realizó mediante el Sistema de Teledetección Satelital (STS) del 1 al 16 de mayo en dos fases. La primera fase de detección se realizó del 1 al 9 de mayo, y se detectaron 113 focos de calor, la mayoría en el oriente boliviano: 75 en Santa Cruz, 30 en el Beni y 8 en el departamento de Tarija. Entre los municipios con mayor incidencia está Pailón con 59 focos de calor, San Ignacio de Velasco y Yacuiba con 8, Santa Ana del Yacuma con 7, y Exaltación con 6 focos de calor.

En la segunda fase, del 10 al 16 de mayo, las cifras de triplicaron con 363 focos de calor, la mayoría en el departamento de Santa Cruz con 222, luego Beni con 138 y Cochabamba con 3 focos de calor.

La ABT advirtió que aplicará las sanciones administrativas establecidas en las disposiciones legales vigentes contra quienes resulten responsables de los incrementos en los incendios.

Chaqueos

Se han encendido las luces de alarma en la región oriental y valles de Bolivia, puesto que estamos en temporada de quema y chaqueo donde se devoran miles de hectáreas que consumen la flora y la fauna. Aunque se puede prestar varios tipos de ayuda, la principal fuente de apoyo es el “sensor orbital”, que es capaz de detectar el calor de los incendios y ayudar a las autoridades a planificar sus acometidas contra este infierno. Sin embargo el factor humano es el que determina este ataque irracional al medio ambiente.

Las quemas o chaqueos son prácticas tradicionales utilizadas para habilitar tierras destinadas a la agricultura o ganadería y también como método para recuperar la productividad de pastizales existentes. Los grandes empresarios agrícolas utilizan sustitutivamente tractores y cadenas para la limpieza del terreno, pero este método requiere maquinaria de gran potencia y puede ser un factor de compactación del suelo. Además no garantiza que la vegetación retirada no sea posteriormente quemada.

Por lo tanto, el chaqueo probablemente continúe siendo la práctica más utilizada para habilitar tierras de cultivo en muchas partes del planeta. Analistas ambientales se preguntan ¿Quién es más culpable?, el propietario que chaquea para demostrar que el bosque es suyo, aunque deje de ser bosque, las Superintendencias que aprueban permisos aún en contra de sus propias normas, los funcionarios que no se molestan en verificar la información proporcionada por los solicitantes o atender las denuncias de los pobladores o la ley, que promueve la desaparición de los últimos bosques de castaña del mundo. Evidentemente la responsabilidad es compartida, concluyen.

Otras fuentes aseguran en Bolivia, ni el INRA, ni la Superintendencia Forestal, ni la Superintendencia Agraria, asumen sus funciones asignadas por ley, poniendo en evidencia un caso más de injusticia ambiental, al permitir la impunidad precisamente de un alto funcionario designado para luchar contra la corrupción, quién puede cometer delitos tipificados en la Ley Forestal, la Ley de Medio Ambiente y el Código Penal.

Chaquearon 65 mil hectáreas de tierra en Bolivia en este 2010

En las diferentes regiones bolivianas se chaquearon en los primeros cinco meses de este año 65 mil hectáreas para cultivos, informó el día 26 la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras (ABT). El reporte también señala que se registraron casi mil focos de calor o quemas con fines de chaqueo que la habilitación de la tierra para cultivarla.

El responsable de la Jefatura de Desmontes, Incendios, y del Sistema Nacional de Información Geográfica de la ABT, José Luís Osinaga, informó que estas quemas afectaron un total de 65 mil hectáreas de terreno en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Tarija, Cochabamba y La Paz.

Preliminarmente se estima que la superficie total de tierra consumida por el chaqueo llega a 65 mil hectáreas. Prevé que en junio y julio el chaqueo se incremente porque son épocas en las que los pobladores suelen aprovechar para realizar quemas de arbustos para preparar la tierra destinada a la siembra.