Araujo involucra a gente del Gobierno con “narcos” y

Escrito por  Jun 23, 2010

La Paz/Erbol.- El capitán retirado de la Policía Orlando Araujo Becerra involucró a algunos funcionarios del Gobierno con las mafias de narcotraficantes más grandes que operan en Bolivia y aseguró que el supuesto “barón” de la droga Williams Rosales no está muerto, sino a buen recaudo.

Esas afirmaciones hizo Araujo a través de una misiva escrita a pulso en hojas cuadriculadas, con fecha 21 de junio de 2009, dirigida a medios de comunicación y firmada por él al pie de cuatro de las seis páginas.

El capitán llama a Rosales como el barón de la droga en Bolivia e indica en el primer punto de la carta que “por medio de personas como el abogado Denver Pedraza, quien con toda su influencia a nivel de Gobierno y policías, logró que de un tiempo a esta parte el GTIDE (Grupo de Tarea de Investigaciones de Delitos Especiales) se encuentre totalmente tamizado, siendo que los grandes hombres de la Ley se vean perjudicados en todos sus objetivos, porque algunos malos funcionarios del gobierno, posiblemente pagado por estos barones de la droga, presionaron para que estos camaradas especializados en la lucha contra las drogas sean cambiados de destino o unidades”.

En la misiva agrega que se perjudicó a los policías de lucha antidroga con acusaciones generadas por estas mafias por supuestos delitos que habrían cometido los efectivos a fin de neutralizar sus acciones o planes y para ganar terreno.

Afirma que “todo está digitado y la prueba está en que hace poco se tenía que realizar un operativo para capturar a Williams Rosales en plena faena de tráfico de droga, todo ya estaba listo y planificado.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, restó crédito a la carta de Araujo y le pidió que en vez de estar escribiendo misivas a medios proporcione información a las autoridades judiciales que investigan el caso.