Embarazo adolescente en San Lorenzo llegó al 50% en 2009

Escrito por  Oct 06, 2010

En el municipio de San Lorenzo registró un elevado porcentaje de embarazos en adolescentes en la gestión 2009, según los datos estadísticos que maneja el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

El responsable del programa de Salud Reproductiva, Wilber Leyton, manifestó que San Lorenzo hizo el reporte del 50% de adolescente embarazadas, mientras que Villa Montes tuvo un 24%, Cercado 18%, Bermejo 16%, Yunchará 15%, Yacuiba 12%, Uriondo 11%, Padcaya 11%, El Puente 5%, Caraparí 2%, en tanto que Entre Ríos reporta 1 %.
La autoridad dijo que el embarazo en la adolescencia tiene varias consecuencias en el cuerpo de la joven, como es el caso de varios problemas emocionales y sociales que están relacionados con la familia y la sociedad.
Desde el punto de vista médico, la madre y el niño corren riesgos de salud por la inmadurez de los órganos sexuales, toda vez que para las adolescentes el parto generalmente es complicado, porque existen riesgos de un aborto o en su caso se puede registrar un parto prematuro.
Otro de los problemas que puede presentarse es que el niño corre el riesgo de nacer con bajo peso, con malformaciones físicas y muchas complicaciones pueden ser detectadas en el periodo de los controles prenatales.
En este tipo de inconvenientes, los cambios emocionales que atraviesa la adolescente, es la rebeldía, ambivalencia, necesidad de independencia, confusión de la imagen corporal y los cambios que implica lo que es el embarazo.
Ante la situación presentada, en la adolescente se produce ciertos sentimientos, como es el caso del miedo, ansiedad  desequilibrios emocionales que se manifiestan por depresión, intentos de aborto y fantasías de autodestrucción.
En el entorno social, generalmente, existe rechazo inicial de la familia, del novio de la escuela y de la sociedad en general, por lo cual la adolescente embarazada en muchas oportunidades se puede sentir minusválida y baja la autoestima y en ocasiones con deseos de autoeliminarse.
Los padres que ven en el embarazo de su hija como una desgracia, se sienten culpables y en vez de apoyarla culpan a la adolescente, haciendo permanentes reclamos y en otras oportunidades hacen el maltrato en forma física.
Dentro de las dificultades, la mayoría de las adolescentes embarazadas, siguen viviendo en la casa de los padres o en algunos casos se traslada a la vivienda de los suegros en la búsqueda de poder ser apoyadas.
Todo embarazo en adolescentes, es considerado de alto riesgo, por ello deben asistir a los controles prenatales que son gratuitos en el ámbito departamental, en los servicios de salud públicos a través de lo que significa del funcionamiento del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI).
Entre las estrategias para la prevención del embarazo, se tiene la parte de la educación para las adolescentes sobre salud sexual y reproductiva, paternidad y maternidad responsable, donde se tiene que priorizar los valores autoestima y lo que se relaciona a las habilidades para la vida.